Rolando Herrera y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

ACAPULCO, Guerrero.- Balas de uso militar con un alto poder destructivo han sido utilizadas por integrantes del crimen organizado para penetrar los vehículos blindados del Ejército, informó ayer el Secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval.
El uso de estas ojivas de calibre .50 y clasificadas como perforantes, trazadoras e incendiarias ya cobró su primera víctima mortal el pasado 10 de enero durante un ataque en el municipio de Doctor Coss, Nuevo León.
En esa fecha, detalló Sandoval durante la conferencia matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador, militares que viajaban en un vehículo blindado DN-XI fueron atacados con esa munición y de nueve impactos ocho penetraron el blindaje, lo que causó la muerte de un elemento y dejó heridos a otros tres.
«Este cartucho tan devastador tiene unas capacidades mucho muy importantes y, bueno, el blindaje con el que contamos no puede proteger a nuestro personal», reconoció.
Sandoval dijo que esta es la primera vez que detectan el uso de este tipo de balas por lo que se lo comunicaron a funcionarios de Estados Unidos quienes les explicaron que esas municiones si bien son de uso militar están a la venta al público.
López Obrador dijo que ya se presentó una queja en EU para que se evite que las balas sean traficadas a México.