Mariana Muñoz Z.
Agencia Reforma

CDMX. -Hace una semana, la familia Mauri Alemán confirmó, por medio del actor y productor Toño Mauri, que padecía COVID-19.
El pasado lunes, corrió el rumor de que estaba en terapia intensiva; sin embargo, su hijo, Antonio Mauri, aclara la situación.
“La verdad sí estuvo en terapia intensiva y ahorita ya se encuentra en cuarto, está mucho mejor, gracias a todos los doctores y enfermeras que dice que desde que llegó lo trataron súper bien y, además, todas las oraciones imagínate lo que le ayudaron”, contó el joven de 21 años.
“Estamos muy agradecidos, la verdad, y ahorita ya está descansando y mejorando cada día”.
El también actor compartió esta información con un mensaje de voz, dijo, para que se le escuchara en su tono de voz que ya no hay de qué preocuparse.
Toño, su esposa Carla Alemán, sus dos hijos, Carla y Antonio, y su yerno, Pablo Fernández de Córdova, se refugiaron de la pandemia en su casa de Miami desde febrero pasado.
Sin embargo, cuatro meses después de cuidarse y llevar a cabo las medidas sanitarias pertinentes para no contagiarse, la enfermedad los sorprendió.
El resto de la familia se encuentra bien, en su hogar, con las altas y bajas propias del virus.