Cortesía Europa Press
Agencia Reforma

MADRID, España.-Nueva Zelanda ha registrado por primera vez desde que comenzó la pandemia más de 200 contagios diarios de COVID-19, según han revelado este sábado las autoridades sanitarias del país.

De las 206 nuevas infecciones registrados este sábado por el Ministerio de Salud neozelandés, 200 corresponden a la región de Auckland.

Está previsto que el Gobierno de Nueva Zelanda relaje las restricciones en la región el lunes, lo que permitiría la reapertura de tiendas, museos y bibliotecas públicas –siempre con el uso de mascarillas y distancia social–, y aumentaría el número de personas que pueden participar en una reunión al aire libre de diez a 25, según recoge el medio ‘NZ Herald’.

Aun así, las autoridades temen que el descubrimiento de trazas del coronavirus en aguas fecales en las localidades de Gisborne y Napier, que de momento no está ligado a ningún caso conocido de COVID-19, pueda indicar la presencia de casos sin detectar en estas comunidades de la Isla Norte.

La primena ministra del país, Jacinda Ardern, ha confiado en que las altas cifras de vacunación hagan que «cada caso de COVID-19 no provoque la ansiedad de un cierre repentino», en un discurso durante la conferencia del partido Laborista recogido por ‘The Guardian’.

Según ha defendido Ardern, «en las próximas semanas» el país verá «el nivel de protección de las comunidades crecer a medida que más personas se vacunen».

Según datos del Ministerio de Salud de Nueva Zelanda, un 77 por ciento de la población por encima de los 12 años de edad ha sido completamente inmunizado contra la enfermedad, mientras que casi el 90 por ciento ha recibido al menos una dosis.

En el país, de unos cinco millones de habitantes, han muerto desde que comenzó la pandemia 31 personas por la COVID-19.

¡Participa con tu opinión!