Dulce Soto
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La señora Hortensia, de 65 años de edad, logró superar el Covid-19 tras recibir una transfusión de plasma de pacientes que se infectaron con el nuevo virus y se recuperaron.

El pasado 6 de abril, la mujer regresó de trabajar con dolor de garganta, tos y fiebre, recordó su hija Azucena.

“La llevamos varias veces al médico y la mandaban a casa con tratamiento y la esperanza de que fuera a mejorar, pero pasaban los días y su salud empeoraba”, expresó.

La señora Hortensia ingresó el 13 de abril al servicio de Urgencias del Centro Médico Nacional La Raza, del IMSS, con insuficiencia respiratoria severa.

En este hospital la atendieron en el servicio de Neumología, donde logró mejorar con apoyo de oxígeno.

No obstante, 11 días después, el 24 de abril, necesitó soporte ventilatorio con un respirador, lo que la puso en una situación de riesgo muy alto de muerte, explicó la doctora María Dolores Ochoa Vázquez, jefa del Servicio de Neumología.

Debido a que su estado de salud se agravó, el 27 de abril los médicos tratantes iniciaron con ella el protocolo nacional experimental de transfusión de plasma de dos donadores recuperados de Covid-19, que en fechas recientes implementó el IMSS con los permisos de bioética y bioseguridad para su utilización.

Hortensia recibió vía intravenosa dos unidades de plasma, cada una con 200 mililitros, de donadores distintos recuperados de Covid-19, sin presentar ningún evento adverso.

El plasma fue abastecido por el Banco Central de Sangre del Centro Médico Nacional La Raza, de acuerdo a la compatibilidad de donadores y receptora, y con previo consentimiento informado de los mismos, aseguró el IMSS en un comunicado.

“Posterior a la transfusión del plasma, Hortensia evolucionó satisfactoriamente, se le pudo retirar el respirador el 29 de abril y, una vez que pudimos estabilizarla, se le dio de alta la tarde del viernes 8 de mayo”, aseveró la especialista.

Ahora, Hortensia continúa su aislamiento en casa, usando cubrebocas, oxígeno y siguiendo medidas de higiene muy precisas. Durante 6 meses estará en valoración.

“Es una satisfacción muy grande que un paciente con criterios de gravedad y un pronóstico de mortalidad tan alto se haya recuperado”, afirmó la doctora.

Agregó que algunos hospitales aplican el protocolo experimental de transfusión de plasma de pacientes recuperados de Covid-19 con el fin de conseguir una mayor cantidad de donadores para poder beneficiar a más pacientes contagiados y ofrecerles otra alternativa de tratamiento.