Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- México reportó ayer un total de 30 mil 639 muertes por Covid-19 y ya supera a otras naciones más pobladas como Rusia, India o China.
Por cada millón de habitantes, en México se registran 237 decesos, muy arriba de Rusia, con 70 muertes; India, con 14; y China, con tres.
Entre los más poblados sólo superan a México: Estados Unidos, que con 331 millones de habitantes, reporta 129 mil 718 decesos y Brasil, que con 212 millones de habitantes, contabiliza 64 mil 265 fallecidos.
Por número total de decesos, México se ubica en quinto sitio, después de EU, Brasil, Reino Unido e Italia.
Ayer, el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que en España han muerto tres veces más personas que en México por cada millón de habitantes.
Desde Palacio Nacional, el Mandatario argumentó que México tiene también más población que Francia, a la que ya superó en número de decesos.
“La población de Francia, de España, es menor a la de México, en el caso de España ellos tienen 46 millones de habitantes, nosotros tenemos 126 millones de habitantes”, señaló López Obrador.
“Si vemos los fallecidos por millón de habitantes, pues en España desgraciadamente han muerto casi 3 más que (en) México; por cada uno que ha fallecido en nuestro País casi han fallecido 3 por Covid en España”, justificó.
La tendencia creciente de muertes en el País por Covid-19 refleja un descontrol en el manejo de la pandemia, coincidieron especialistas.
Algunos de los factores que contribuyeron a la situación actual, coincidieron los expertos, son la aplicación limitada de pruebas, los mensajes confusos a la población sobre medidas de importancia, como el uso del cubrebocas, así como la subestimación de muertes.
Malaquías Cervantes, experto en salud pública de la Facultad de Medicina de la UNAM, consideró que no se puede pensar que la epidemia está bajo control cuando todos los días aumentan los contagios y las muertes.
“Al principio la estrategia fue la identificación de casos y sus contactos, de los viajeros que llegaron de Italia; luego se dijo: ‘sólo se le hace prueba a los que tengan enfermedad respiratoria grave, no a sus contactos’, entonces se deja correr la infección libremente por muchos lugares porque ¿a quién le importó la recomendación de ‘quédense en su casa’?.
“Lo que queda por delante es implementar medidas que ahora sabemos que sí sirven, como es el uso obligatorio y general de los cubrebocas y que se verifique su empleo y que se porte bien”, consideró Cervantes.
El infectólogo Alejandro Macías, ex comisionado nacional para la prevención y control de la pandemia AH1N1, en 2009, consideró que no hay un buen control de la pandemia de Covid-19.
“Se puede todavía incrementar el número de pruebas para tratar de detectar tempranamente a las personas y a sus contactos; y habría que promover muy intensamente el uso de cubreboca en todo lugar público y cerrado”, propuso.
Julio Frenk, ex Secretario de Salud, consideró que la apuesta de las autoridades parece ser la inmunidad de grupo, lo que resulta una estrategia equivocada y peligrosa, pues existe el antecedente de que esa condición no funciona en ausencia de la vacuna.