MONTERREY, N.L.- Aún con secuelas que le dejó el coronavirus que lo mantuvo hospitalizado 21 días el año pasado, Lalo Mora enfrentó una nueva batalla: ahora contra el cáncer de colon.
El 20 de abril “El Rey de Mil Coronas” fue internado en el Hospital Ángeles Valle Oriente y un día después le extirparon unos pólipos localizados en el intestino.
Fuertes hemorragias alertaron a la familia en septiembre del 2020, pero no fue intervenido porque el cantautor de “El Corrido de Laurita Garza” estaba muy débil tras librar la COVID-19.
La buena noticia, dijo su hija, es que los médicos arrancaron de raíz el cáncer y no requerirá quimioterapias ni radioterapias. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)