Azucena Vásquez y Arely Sánchez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-A casi tres meses de haber arrancado el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (Pacic) los resultados no son los esperados.
Su impacto se ha quedado corto, ya que de los 24 productos que busca estabilizar sus precios, 22 se han encarecido incluso por encima de la inflación general.
El 4 de mayo pasado, el Gobierno puso en marcha el Pacic, con el cual pretende estabilizar los precios de los productos de la canasta básica, como el huevo y la tortilla.
Sin embargo, de acuerdo con cifras del Inegi, únicamente dos de los 24 productos considerados en el Pacic redujeron sus precios: el frijol y el tomate.
El resto presenta un incremento muy superior a la inflación general de dicha quincena, que llegó a 8.16 por ciento a tasa anual.
Tan solo la papa y otros tubérculos mostraron un incremento anual de 59.12 por ciento en su precio, seguido de la cebolla con 53.64 por ciento.
«Estos productos han subido con independencia de las medidas que ha adoptado el Gobierno, entonces el Pacic realmente no tiene ningún efecto», consideró Rodolfo de la Torre, director de Desarrollo Social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).
La única medida que ha contenido de manera moderada la inflación general es la de subsidios complementarios a las gasolinas y diesel, señaló.
Adriana García, coordinadora de análisis del Observatorio México, ¿Cómo Vamos?, sostuvo que es evidente que este Paquete no está teniendo los resultados esperados por el Gobierno federal.
«A casi tres meses se puede ver que no se está viendo el resultado que esperaba, nosotros éramos menos optimistas, pero estamos viendo que incluso algunos productos presentan una variación anual a la inflación de la primera quincena de julio que de por sí ya es muy elevada», comentó.
Consideró que esto incrementará la pobreza porque la canasta alimentaria es más alta.
La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) dijo que la alta inflación preocupa a sus afiliados, aunque espera que pronto haya una mejoría.
Por su parte, Walmart informó que los altos niveles de inflación están presionando los gastos de la cadena minorista.
Durante el segundo trimestre de 2022, sus gastos generales crecieron 14.9 por ciento comparado con igual periodo de 2021 y sumaron 30 mil 700 millones de pesos.
«Estamos experimentando un mayor costo de hacer negocio, sin embargo, logramos mantener la base de gastos operativos e invertir en prioridades estratégicas», admitió Paulo Garcia, vicepresidente senior de Administración y Finanzas de Walmart de México y Centroamérica.