MONTERREY, N. L.- No está certificada para dar clases de ejercicio, tampoco se ha puesto en contacto con psicólogos y nutriólogos para ofrecer consejos emocionales o de alimentación; sin embargo, Bárbara de Regil está convencida de ser un ejemplo para sus seguidores, para los que preparó la clase Cardio Motivacional.
Con una experiencia de 17 años ejercitando su cuerpo, la protagonista de Rosario Tijeras aseguró que creó estas charlas a petición de sus más de 5 millones de seguidores en Instagram.
“Yo me siento un ejemplo, siento que soy una mujer que ha superado muchas cosas. Me falta mucho por hacer, crecer y aprender”, comentó Bárbara.
“Yo era una mujer muy tóxica, peleonera, poco paciente. Fui una mamá muy joven, a los 16 años. Me he superado y hoy tengo 32 años y tengo una hija de 16 años”.
Aseguró que este concepto de hacer ejercicio no lo planeó por dinero o porque necesitaba trabajo, porque ella, antes que nada, es actriz.
“Mucha gente quiere estar súper fitness y bien buena, pero es más importante lo que está dentro”.
Al cuestionarle si se certificó para ser dar esta clase, dijo que no, lo que la avalan son sus 17 años cuidando su figura. (Paula Ruiz /Agencia Reforma)