Suns únicos invictos en la burbuja; Grizzlies agonizan

La reanudación de la temporada en la NBA le ha caído bastante bien al cuadro de Phoenix Suns, ya que son los únicos en mantener una racha perfecta en la burbuja de Orlando, escalando varios lugares en la tabla y soñando con los playoffs.
Para muchos el regreso de la NBA iba a traer pocas sorpresas, ya que se indicaba que, al tener a casi todos los equipos asegurados matemáticamente en las finales, no tenía caso disputar ocho encuentros de temporada regular antes de celebrar los playoffs.
Sin embargo, esto le vino bien al cuadro de Arizona, ya que, con sus siete victorias al hilo, han logrado subir desde el treceavo lugar hasta el décimo puesto, y con la posibilidad de colarse al play-in de la NBA en caso de terminar en octavo o noveno lugar.
El día de ayer los Soles enfrentaron a los 76ers de Philadelphia, tomando la delantera en la parte final del segundo cuarto, para después mantener su ventaja hasta el final del partido y llevarse la victoria 130-117, nuevamente Devin Booker fue la figura del partido al anotar 35 puntos.
Por otro lado, el equipo de Grizzlies podría quedar fuera de los playoffs en la última jornada, ya que los de Memphis perdieron su sexto partido en la burbuja, siendo uno de los peores equipos de Orlando.
Los Celtics de Boston fueron los encargados de derrotar al equipo de Memphis por un marcador de 122-107, Ja Morat no pudo ayudar a su equipo a sumar una victoria a pesar de sus 26 puntos, mientras que Jayson Tatum fue el mejor de los verdes al anotar 29 unidades.
En caso de que Grizzlies pierda su último partido frente a Bucks, lo cual es muy probable, dejaría en bandeja de plata a Suns y Blazers el repechaje para entrar a playoffs, por lo que sería un fracaso monumental para el cuadro de Memphis, ya que llegaron a la burbuja con una amplia ventaja y solo necesitaban de 3 triunfos para asegurar la octava posición, algo que no consiguieron.
Otro resultado importante de la jornada de ayer fue el de Spurs contra unos Rockets que no contaron con James Harden, ya que el cuadro de San Antonio venció 123-105, con DeMar DeRozan como figura al anotar 23 puntos.
El equipo de Popovich necesita de un verdadero milagro para acceder al play-in aunque sea como noveno lugar, pero para eso tendrá que vencer al Jazz en su último partido, y esperar a que Suns, Grizzlies y Blazers pierdan sus partidos, algo que luce muy complicado por lo que todo indica que su récord de temporadas seguidas jugando playoffs se quedará en 22, igualando a Sixers.
Así mismo el cuadro de Portland se mantiene vivo en la competencia luego de haber derrotado ayer a los Mavericks en un final cardiaco, dejando el marcador 134-131, en donde Damian Lillard se volvió a superar y marcó 61 puntos para los de Portland.
De momento los Blazers ya son octavos en el Oeste con marca de 34-39 (.465), bajando a Grizzlies al noveno lugar, aunque se mantienen empatados con Suns, ambos tienen marca 33-39 (.458); el próximo jueves tendrá su desenlace este cierre dramático en el Oeste de la NBA.