Suns por la supervivencia, Bucks por el campeonato

Después de una larga, apasionante y sorpresiva temporada de la NBA, esta noche podría darse a conocer el nuevo campeón del baloncesto americano, debido a que los Bucks buscarán romper una malaria de 50 años desde su último título, aunque el cuadro de Suns, tratará de evitarlo.
A partir de las 8:00 de la noche se jugará el sexto encuentro de la serie final de la NBA, teniendo como protagonistas a los equipos de Bucks y Suns. Para este duelo los de Milwaukee llegan como favoritos al tener la ventaja de la localía y el factor anímico de su lado, pero como se ha demostrado en esta temporada de NBA, todo puede pasar.
Esta serie comenzó con un par de triunfos por parte de Suns en la ciudad de Phoenix, y en base a su gran momento en playoffs y las estadísticas históricas sobre equipos que inician la serie con el pie derecho, muchos apostaron a que el cuadro de Arizona levantaría su primer título en la historia.
Sin embargo, en los dos duelos celebrados en Milwaukee el equipo de Bucks dio un golpe de autoridad y lograron empatar la serie, gracias a la buena reacción de Giannis Antetokounmpo y su apoyo por parte de Khis Middleton y Jrue Holiday, además de que Devin Booker desapareció en el juego 3, y Chris Paul hizo lo propio en el juego 4.
El pasado sábado la serie regresó a Phoenix y los locales llegaron a estar 16 puntos arriba, frotándose las manos y casi casi acariciando la victoria, pero en los últimos instantes la tripleta de Bucks comenzó a hacer pedazos al equipo de Arizona, y al final los de Milwaukee se llevaron una dramática victoria por 4 puntos.
Esta noche el equipo comandado por Giannis tratará de levantar el Larry O’Brien en su casa y con su gente, obteniendo así el segundo campeonato en la historia de la franquicia, con una espera de 50 años desde su único título.
Por su parte, las estrellas de Suns, Devin Booker y Chris Paul, buscarán hacer el milagro de empatar la serie en casa ajena, y así obligar un séptimo juego, mismo que se jugaría hasta el jueves en la ciudad de Phoenix, en donde las posibilidades de ganar su primer título son más altas.