Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El extinto programa Crédito Ganadero a la Palabra, a cargo de David Monreal, ahora candidato de Morena a la gubernatura de Zacatecas, registró en 2019 padrones irregulares, compras de ganado incorrectas y apoyos focalizados, según la Auditoría Superior de la Federación.
El programa que implementó la Secretaría de Agricultura (Sader) al arranque del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador tuvo en 2019 una asignación de 4 mil millones de pesos, pero sólo se ejercieron 979 millones (24.5 por ciento) “con los cuales se atendió parcialmente al subsector pecuario”, refirió el órgano fiscalizador en su revisión a la Cuenta Pública de ese año.
El programa fue cancelado en 2020, y los ganaderos ya no reciben ningún tipo de apoyo, luego del cúmulo de irregularidades registradas en la gestión de Monreal.
En ese año, el programa entregó apoyos a 20 mil 292 beneficiarios, sin embargo, la ASF halló irregularidades en más de 3 mil 200 casos.
Reportó que 2 mil 209 beneficiarios no contaron con la capacidad de carga animal necesaria para recibir el apoyo, por lo que su dictaminación debió ser negativa. Estos apoyos ascendieron a 126 millones 526 mil pesos.
También documentó que 596 beneficiarios recibieron apoyos en demasía, por 22 millones 127 mil pesos, en relación con la capacidad de carga.
Además no halló la documentación comprobatoria de la entrega de apoyos por 27.5 millones de pesos.
La Auditoría también encontró irregularidades en la compra del ganado que se entregaba a los agricultores beneficiados.
La Sader entregó en 2019 mil 485 bovinos, con valor equivalente a 28 millones 392 mil pesos, sin contar con la edad óptima para su uso -de 14 a 36 meses-, ya que en algunos casos eran menores de 14 meses y en otros mayores de los 36 meses.
En el caso de 174 bovinos, con un valor de 2 millones 822 mil pesos, no se acreditó que contaran con el identificador individual “arete”, lo que impidió que la ASF pudiera validar los registros con el padrón que contiene la relación de los semovientes entregados a cada beneficiario.
En la revisión de la Cuenta Pública de 2019, la ASF también identificó que hubo un trato especial para Zacatecas con el programa, estado donde Monreal ahora es candidato a Gobernador.
De cuatro diferentes apoyos, a Zacatecas sólo se entregaron recursos para Complementos Alimenticios. En el resto de entidades se repartieron apoyos para Repoblamiento de Hato Pecuario y Servicios Técnicos.
“El programa Crédito Ganadero a la Palabra no dispuso de una metodología para seleccionar a las entidades federativas prioritarias de atención, en 2019”, concluyó la ASF.
El total, el órgano fiscalizador halló irregularidades en el programa por más de 270 millones de pesos y pidió aclarar el destino de 32 millones.
Por las irregularidades, emitió 6 Promociones de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria, 11 recomendaciones, una Promoción del Ejercicio de la Facultad de Comprobación Fiscal, una solicitud de Aclaración, y dos Pliegos de Observaciones.