El Municipio de Aguascalientes lleva a cabo medidas para enfrentar el desafío del abasto de agua a través de inversiones en infraestructura, estrategias de reciclaje y una colaboración estrecha con el Gobierno Estatal, con el fin de garantizar un suministro más equitativo y sostenible para todos los habitantes del municipio, afirmó el alcalde José Juan Sánchez Barba.
Tras los resultados de la Encuesta sobre el Acceso al Agua en la Ciudad, elaborada por el Observatorio Ciudadano de Gestión del Agua, que reveló que sólo en la zona norte de la ciudad se cuenta con abasto del vital líquido las 24 horas del día, el primer edil destacó que el Municipio ha estado invirtiendo en infraestructura para mejorar el abasto. «En las últimas administraciones se ha invertido de manera importante en pozos de rebombeo y en estos megapozos de acero vidriado, que permiten contener y distribuir el agua de manera más eficiente», explicó, además de mostrarse optimista de que en el próximo semestre se verá una mejora significativa en el suministro, especialmente en la zona oriente.
Respecto a las zonas más afectadas en la ciudad capital por el desabasto, Sánchez Barba aclaró que no hay una zona específica que enfrente más problemas, pero que el uso continuo de bombas y pozos provoca fallas mecánicas que pueden causar tandeos temporales. «En promedio, tenemos entre dos y tres pozos a la semana que dejan de funcionar por temas mecánicos o de uso. Afortunadamente, en el centro de control de MIAA se está mejorando mucho este sistema, lo que nos permite prever cualquier situación de desabasto”.
Asimismo, destacó la necesidad de adoptar estrategias alternativas, como la implementación de las líneas moradas para el reciclaje del agua, y subrayó la importancia de una cultura permanente de cuidado del agua desde los hogares, enfatizando que «tenemos que cambiar ya nuestra visión con respecto al uso del agua porque ya nos la estamos acabando».