En este viernes por la mañana, se jugó en Casa Club la primera jornada del torneo entre Necaxa y Toluca en las categorías Sub 20 y Sub 18. Para el encuentro de la Sub 20, el partido en Casa Club inició de manera muy movida para ambas escuadras, en donde la intensidad fue el principal actor en el terreno de juego. Los primeros en imponer el ritmo del partido fueron los Rayos, quienes a base de buenos recorridos defensivos y una marca correcta lograron apoderarse del balón para generar llegadas de gol. Ricardo Monreal fue el encargado de abrir el marcador en Casa Club y adelantar a los Rayos tras una gran jugada colectiva.
A pesar del dominio necaxista, los visitantes igualaron las cosas por la vía penal y se metieron nuevamente en la contienda por los tres puntos. Luego del gol, los dirigidos por Guadalupe Ramos continuaron con la insistencia al ataque, misma que provocó que los Rayos se adelantaran en dos ocasiones con los goles del aguascalentense Rogelio Cortéz, que, de manera acertada, techó en ambas ocasiones al arquero rival consiguiendo su primer doblete de la campaña. Previo al silbatazo final, Ricardo Monreal anotó una vez más al lanzar un disparo de larga distancia en el que el arquero rival nada pudo hacer.
La primera parte culminó con ventaja para los de Aguascalientes por 4-1. En la segunda parte, los visitantes mejoraron su modo de actuar y, por momentos, igualaron el esfuerzo en Casa Club. Sin embargo, el buen trabajo defensivo de los necaxistas mitigó a la delantera rival. Conforme los minutos pasaron, los Rayos se apoderaron nuevamente del balón y continuaron con la búsqueda de ampliar su ventaja. El siguiente anotador de los Rayos fue Julio Ruiz, que, tras una desatención del guardameta rival, logró ampliar la ventaja en el marcador. Cerca del final, Jorge Lumbreras anotó el gol que finiquitó las cosas, por lo que cerró de esta forma el marcador en Aguascalientes, en donde tras una gran exhibición de futbol, los Rayos se quedarían con la victoria por marcador de 6-1 ante su similar de Toluca.
Para el encuentro de la Sub-18, el partido empezó muy trabado, puesto que ambas escuadras bloquearon el medio campo al intentar apoderarse del balón, lo que originó un arranque de partido poco movido. Conforme los minutos pasaron, los dirigidos por Luis García recuperaron terreno, se apoderaron del balón y comenzaron a tocar el arco defendido por los de Toluca, en donde tras varios intentos lograron adelantarse en el marcador luego de una gran jugada colectiva en la que Héctor Guerrero convirtió en un gol. La primera parte terminó con marcador de 1-0 en favor de los Rayos.
Para la segunda mitad, los Rayos saltaron con la intención de ampliar su ventaja y manejar de mejor manera el partido. Sin embargo, la visita mejoró su desempeño y complicó por instantes a la defensiva aguascalentense. Los minutos transcurrieron y la intensidad por parte de los Rayos disminuyó considerablemente, situación que los de Toluca aprovecharon para igualar las cosas en la pizarra. El gol cayó como balde de agua fría para los dirigidos por Luis García, quienes, durante los minutos finales, se abalanzaron al ataque en la búsqueda del gol sin tener fortuna alguna. El tiempo acabaría cerrando el partido con empate a un gol.