Uno de los equipos más perjudicados por el parón de actividades fueron las Borreguitas del Tecnológico de Monterrey del basquetbol femenil ya que habían conseguido diferentes pases a etapas regionales o nacionales en diversos torneos que prometían grandes resultados con el gran trabajo de Atzimba Vázquez al frente del equipo. Con la suspensión de las competencias no se sabe cuándo se podrá competir o si los boletos se respetarán o se reiniciarán los torneos, esto no ha sido un impedimento para que el equipo siga trabajando desde casa con rutinas exigentes que Vázquez les manda a sus jugadoras vía internet con el objetivo de que mantengan el fondo físico que ya las caracterizaba.
Lo que ha llamado la atención es el gran trabajo de scouting que ha realizado el equipo sumando a cinco nuevas jugadoras en los últimos días lo cual fue anunciado a través de redes sociales confirmando que quieren ser vistas en todo momento. Cuatro de las cinco nuevas caras son talento local lo que demuestra el ojo clínico de Atzi Vázquez para sumar nuevas jugadoras a su proyecto, la primera anunciada fue Julieta Estrada que domina la posición 2, mientras que Liliana Ochoa llega como movedora, ambas al equipo juvenil. Al conjunto profesional universitario llegan Mariana Briseño, Geraldine García e Ilse Miranda, ésta última siendo la única foránea de las nuevas borreguitas al ser originaria de Obregón, Sonora. Con estas nuevas incorporaciones el futuro del equipo se ve prometedor aumentando la baraja de jugadoras que podrán elevar el nivel y la competencia interna de la quinteta azul.
La única mala noticia es que Arantza Carrasco sí tuvo que ser intervenida de la rodilla luego de la lesión sufrida en uno de los últimos encuentros en la Liga ABE y tal parece que podrá regresar hasta enero del 2021 al cien por ciento siendo una baja sensible para el equipo al ser la líder anotadora en casi todos los partidos del Tec de Monterrey.

¡Participa con tu opinión!