Ricardo Yaid Carrillo Jovel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Secretaría de Agricultura (Sader) inició la vacunación de aves contra la influenza aviar AH5N1, que ha afectado a 1.4 millones de animales con brotes en siete estados del País: Nuevo León, Jalisco, Estado de México, Sonora, Chihuahua, Chiapas y, recientemente, Yucatán.

En la primera etapa de vacunación, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) de la Sader y la Unión Nacional de Avicultores (UNA) prevén inocular a más de 6 millones de aves de unidades de producción de Nuevo León, Jalisco y Sonora.

Con base en la disponibilidad de las vacunas y la determinación de riesgo estimado, se han establecido que la prioridad es proteger a las gallinas progenitoras y reproductoras por ser el origen de la cadena productiva, puesto que son las madres de los pollos de engorda y las aves que ponen huevo.

«Ante la llegada masiva de aves acuáticas migratorias, portadoras del virus de influenza aviar AH5N1 altamente patógeno que ha causado brotes en aves domésticas en siete estados del País, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural inició la vacunación de aves en unidades de producción comerciales, en zonas de alto riesgo zoosanitario y en granjas donde existen gallinas progenitoras y reproductoras», informó la Sader en un comunicado.

Posteriormente se podrán vacunar animales de unidades de producción de pollo y huevo orgánico, aves de zoológicos, unidades de manejo para la conservación de vida silvestre y aves de combate, siempre y cuando el biológico sea aplicado por un Médico Veterinario Responsable Autorizado (MVRA).

«Hasta el momento, el virus AH5N1 se ha encontrado en 8 granjas comerciales: 4 de Sonora, 1 de Nuevo León, 2 de Jalisco y, recientemente, 1 en Yucatán, así como en 3 explotaciones de traspatio en Chiapas, Chihuahua y Estado de México, con un total de 1.4 millones de aves afectadas, lo que representa el 0.07 por ciento de la parvada nacional, lo cual, hasta el momento, no significa ningún riesgo para el abasto nacional de huevo y pollo del País», explicó la dependencia federal.

Las empresas avícolas o propietarios que deseen vacunar deben contar con el registro de Unidad de Producción Avícola (UPA) ante la Secretaría de Agricultura, con un MVRA, además de presentar resultados negativos a influenza aviar con pruebas de RT-PCR con vigencia no mayor a 7 días, ya que está estrictamente prohibido vacunar parvadas infectadas con el virus.

La Sader llamó a los productores a reforzar las medidas de bioseguridad y a cumplir con las disposiciones que establece el Dispositivo Nacional de Emergencia de Salud Animal (Dinesa) en referencia a la movilización de aves vivas y sus excretas.