Oscar Uscanga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-México registró en los primeros seis meses de este año al menos 40 masacres, que dejaron 293 víctimas en 16 entidades, de acuerdo a datos periodísticos e información de Secretarías de Seguridad Pública y Fiscalías estatales.
El estado con mayor cantidad de multihomicidios, con cinco o más muertos en un mismo hecho violento, fue Guanajuato, con siete masacres; después siguió Tamaulipas, donde se registraron cinco multiejecuciones, y en Zacatecas, Jalisco y Michoacán, donde ocurrieron cuatro en cada entidad.
Chihuahua y el Estado de México registraron tres masacres cada uno; Guerrero tuvo dos hechos de ese tipo y sólo una ocurrió en Baja California, Ciudad de México, Veracruz, Sonora, Nuevo León, Chiapas, San Luis Potosí y Tabasco.
El 5 de enero pasado, la primer masacre del año se registró cuando cinco hombres fueron atacados al interior de un domicilio en León, Guanajuato, y posteriormente, en ese mes ocurrieron otros 11 casos, entre los que destacaron 12 hombres asesinados en Las Choapas, Veracruz, el 18 de enero, y 19 personas calcinadas en Camargo, Tamaulipas, el día 22.
En febrero, la peor masacre fue la de 11 personas asesinadas mientras celebraban una reunión familiar en una propiedad del municipio de Tonalá, en Jalisco, y en marzo se reportó la multiejecución de 13 policías estatales en una emboscada en Coatepec de Harinas, Estado de México.
El 1 de abril fueron encontrados ocho cadáveres decapitados y baleados en una brecha de la localidad La Enramada, en el municipio de Aguililla, Michoacán, y en esa misma entidad, pero el 17 de mayo, nueve personas fueron localizadas sin vida en el municipio de Zitácuaro.
Durante junio, se registraron 10 masacres y 92 víctimas, lo que lo convirtieron en el mes más violento de lo que va del año, justo tras el fin del periodo electoral en México.
En la última semana de junio se registraron casos como el asesinato de siete personas en un taller de motocicletas, en Salvatierra, Guanajuato; siete más en una vivienda de Fresnillo, Zacatecas; 18 muertos en un enfrentamiento entre sicarios en Valparaíso, Zacatecas, y nueve asesinados en Miguel Alemán, Tamaulipas.
Catalina Pérez Correa, profesora investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), consideró que lo preocupante sobre estas masacres es que ahora se registran en varias entidades, y no sólo en las que históricamente son golpeadas por el crimen.
“Lo que llama la atención es que se está dando de forma más dispersa que antes, estábamos acostumbrados que se dieran en algún lugar, ahora hay ejecuciones en otros lugares, lo que llama es que está disperso en distintas partes del País”, dijo en entrevista con Grupo REFORMA.
“Es preocupante porque habla de luchas en el territorio del crimen organizado, asumimos que es el crimen, pero no sabemos en qué medidas participan o no las autoridades. Simplemente decimos que es crimen organizado, pero muchas veces están coludidas autoridades municipales, estatales”.
Durante 2020, Grupo REFORMA realizó por primera ocasión este recuento de masacres de este tipo, lo cual arrojó un resultado de al menos 71 casos, con 486 personas asesinadas en 22 estados.