Charlene Domínguez 
Agencia Reforma

CDMX.- La startup mexicana Eva ha sumado más de 10 millones de dólares de inversión en México y Estados Unidos para su tecnología de detección de cáncer de mama, que dispuso con la creación de un seguro médico.

Eva hizo una alianza con la aseguradora Panamerican en la que ésta otorga el seguro y la startup realiza los diagnósticos y exámenes de prevención de cáncer.

El seguro Eva está aprobado por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y abarca también la detección oportuna de cáncer de ovario y cervicouterino.

A través de un estudio digital de imágenes infrarrojas, un método aprobado por la FDA, Eva detecta diferencias en las temperaturas de la superficie de la piel de los pechos.

Estas evidencian cambios fisiológicos anormales que pueden derivar en el desarrollo de un proceso canceroso, explicó Julián Ríos Cantú, CEO de Eva.

“Nosotros analizamos la funcionalidad del pecho, cómo se están comportando las células, si hay cosas que puedan alterar el patrón térmico del pecho.

“Detectamos los cambios sin emitir radiación y proveemos evaluación de riesgo a la paciente”, comentó.

Actualmente, la mastografía solo puede realizarse a mujeres mayores de 40 años, pero ya ha habido casos de cáncer de mama en mujeres menores a esta edad, por lo que esta tecnología ayuda a detectar a tiempo este tipo de casos.

“Hay mujeres con alta densidad mamaria, 40 por ciento de la población mexicana, para la cual la mastografía no es tan útil como debería ser y se complementa con nuestro método”, apuntó.

Los ocho centros de detección que tiene la compañía están presentes en la Ciudad de México, Estado de México, Monterrey y Puebla y cuenta con más de 12 mil pacientes en pruebas clínicas.

El servicio no se queda en una suma asegurada a la paciente, sino que se le acompaña psicológicamente a ella y a su familia, pareja o hijos, y se le brinda atención médica ilimitada y atención nutricional, destacó.