A lo largo de los años Necaxa se ha caracterizado por tener un gran ojo para refuerzos del fútbol sudamericano. Grandes nombres como Víctor Dávila, Edson Puch, Carlos González, Mauro Quiroga, entre otros, han pasado por Aguascalientes antes de dar el paso a otros equipos o incluso a otras ligas.
Si bien en los últimos años el éxito de estos fichajes ha bajado, Necaxa sigue con la misión de sumar jugadores jóvenes extranjeros que puedan aportar al equipo y después dejar buenos números a niveles económicos. Esta semana Necaxa confirmó que seguirá trabajando con esta ideología al confirmar la llegada del colombiano Luis Fernando Mosquera que con tan solo 18 años se une a la institución para formar parte de la categoría Sub-23.
Llega procedente de la Academia Alemana Popayán AAFP. Mosquera, con experiencia en selecciones menores de su país con lo que aporta cualidades interesantes que se alinean con el estilo de juego del Club Necaxa. Nacido en Montería, Córdoba, Colombia, Mosquera se desempeña como lateral volante por el costado derecho. A sus 18 años, llega a los Rayos Sub-23 con carnet único, lo que le permitirá́ continuar su proceso formativo profesional con proyección a dar el salto al primer equipo cuando el cuerpo técnico lo considere adecuado.
Destacado por ser un jugador desequilibrante, con gran potencia, excelente ubicación y técnica individual, Mosquera ha captado la atención de Necaxa que gestionó rápidamente su fichaje. El jugador ya trabaja al parejo de sus compañeros y será un hombre a seguir durante este semestre ya sea en la Sub-23 o en la categoría que juegue según lo que decida el cuerpo técnico.