Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Las denuncias contra partidos y candidatos por presuntas irregularidades en materia de fiscalización de campañas suman alrededor de 300, informó ayer Adriana Favela, consejera del Instituto Nacional Electoral (INE).
Entre esas denuncias, está la entrega de tarjetas por parte de distintos candidatos, entre ellos el priista Adrián de la Garza, en Nuevo León, y Ricardo Gallardo, del PVEM, en San Luis Potosí.
Un gran número de denuncias, señaló Favela, son por aportaciones en efectivo y en especie que, acusan los quejosos, han recibido candidatos a diversos cargos y no han sido reportados a la autoridad electoral.
Hace unos días, la Unidad de Fiscalización alertó sobre la tendencia de partidos y candidatos a priorizar las aportaciones de particulares en especie sobre los donativos en efectivo.
Aunque eso no está prohibido, la tendencia es no reportar o subvaluar dichos apoyos.
El informe de 2018 es que 71 por ciento de aportaciones que reciben los candidatos fue en especie y el resto en efectivo.
Favela advirtió que el INE hará un riguroso análisis de los gastos, por lo que si a los abanderados o partidos se les prestaron camionetas, helicópteros, equipos o servicios, tendrán que cotizarse a precio de mercado.