Oscar Uscanga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Michoacán cumplieron un mes de bloqueo a las vías del ferrocarril en Uruapan, Michoacán, lo que ha dejado pérdidas a la industria por al menos mil 600 millones de pesos.
Por cada día de bloqueo, se suman afectaciones de hasta 50 millones de pesos para los empresarios que no pueden movilizar sus mercancías hacia o desde el puerto de Lázaro Cárdenas, reclamó la Asociación de Industriales del Estado de Michoacán (Aiemac).
Desde el pasado 31 de julio, disidentes magisteriales iniciaron un plantón sobre la vía federal en la comunidad de Caltzontzin. Reclaman por la falta de pago de las quincenas de 28 mil maestros.
Kansas City Southern of México (KCSM), empresa que opera la vía, detalló a REFORMA que actualmente ocho trenes están varados con 36 mil 551 toneladas de mercancías destinadas al centro y norte del País.
KCSM precisó que cada día de bloqueo evita el paso de siete trenes, cada uno con una carga de aproximadamente 5 mil 500 toneladas de productos.
“Son trenes que debieron ser programados y no han sido programados porque no podemos operar, no podemos transitar. La afectación es mayúscula porque no se puede mover combustóleo, químicos, acero, cemento, contenedores con carga general, insumos para la agro-industria”, dijo Iker de Luisa, director general de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF).
Describió que en el puerto de Lázaro Cárdenas se movilizan principalmente contenedores, en los que pueden ir desde celulares, tenis, tabletas o ropa.
“También Pemex tiene una terminal de combustóleo que se transporta de la refinería de Tula y de la de Salamanca, Guanajuato”, añadió.
En lo que va de 2021, Michoacán suma un acumulado de 52 días con bloqueos sobre la red ferroviaria.
Apenas el 29 de agosto pasado, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) exigió al Presidente Andrés Manuel López Obrador ayudar con el desbloqueo que también ha impactado en la cadena de suministro comercial con Estados Unidos y Canadá.
“Están paralizados cargamentos de industrias como la siderúrgica, agroindustrial, automotriz e hidrocarburos y las empresas comienzan a buscar alternativas de rutas para completar el traslado de mercancías y productos terminados”, reprochó Concamin.
“México debería dar garantías a sus socios comerciales de que está dispuesto a resolver los temas que ponen en riesgo a la integración de las cadenas de suministro”, dijo.
Pero Benjamín Hernández, líder del grupo ‘Poder de Base’ de la sección 18 de la CNTE, afirmó que la protesta seguirá, pues el Gobierno estatal les advirtió que aún no les pueden pagar las dos quincenas de agosto.
Con información de Azucena Vásquez