Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La nueva ley eléctrica que protege el monopolio de la CFE comenzó a recibir una lluvia de amparos judiciales.
Rodrigo de la Peza López Figueroa, otro juez especializado en temas de competencia económica, suspendió también los efectos de la reforma eléctrica aprobada por el Congreso a partir de una iniciativa presidencial preferente.
El fallo del juez fue emitido para 11 amparos de empresas privadas que impugnan la reforma legal que favorecía los despachos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) incluso sobre los de energías limpias.
Las reformas a la Ley de la Industria Eléctrica habían entrado en vigor el 10 de marzo pasado, pero fueron congeladas apenas un día después por el juez especializado, Juan Pablo Gómez Fierro.
Ayer, De la Peza no publicó detalles de sus resoluciones, ni quiso aclararlas al ser consultado oficialmente por REFORMA, pero fuentes cercanas a los litigios informaron que son similares a las que dictó Gomez Fierro, es decir, suspenden de manera general los efectos y consecuencias de las reformas y dejan vigente la versión anterior de la ley.
La acumulación de suspensiones es problemática para el gobierno, pues mientras más se concedan, más tardarán los tribunales colegiados de circuito en revisar los recursos de queja para impugnarlas, que en teoría deben ser resueltos en 48 horas.
En los próximos días, ambos jueces resolverán si conceden suspensiones definitivas, que detendrían por tiempo indefinido la reforma, mientras se tramitan los juicios para aclarar si es inconstitucional.
Por su parte, Gómez Fierro notificó ayer una nueva suspensión provisional en favor de seis empresas de energía eólica y solar de Tamaulipas y Chihuahua, similar a las que otorgó la semana pasada.
El juez, blanco de ataques del Presidente Andrés Manuel López Obrador, también ordenó publicar las suspensiones en el Diario Oficial de la Federación.
Ayer, luego de que el Consejo de la Judicatura Federal diera entrada a su queja contra Gómez Fierro, el Presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que habrá más quejas contra impartidores de justicia.
“Agradezco mucho al presidente de la Suprema Corte, al Ministro Arturo Zaldívar, porque me respondió y aceptó nuestra queja. Él es al mismo tiempo presidente del Consejo de la Judicatura y ese es el organismo que tiene que atender este asunto”, señaló.
“Ya está (el caso) en el organismo adecuado, ya está en manos de los consejeros de la Judicatura, que es lo que quiero. Y lo voy a seguir haciendo en todos los casos, porque son muchos”, dijo.