Nallely Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El trabajo en casa si bien ha sido útil para seguir las operaciones de las empresas durante la emergencia por Covid-19, para muchos colaboradores también ha sido una etapa que ha dejado una sensación de aislamiento, soledad, que incluso puede causar crisis de ansiedad.

Martha Millán, directora de Estrategias Corporativas de Newmark, explicó que además de adecuar los espacios de oficina a los nuevos requerimientos sanitarios, es necesario que las empresas cuiden la salud mental de los trabajadores, que incluso en confinamiento reaccionan de diferente forma a los estragos personales y laborales de esta época.

“Trabajar desde la vivienda puede llevar a la persona a perder el control y pasar sus propios límites porque dedica más tiempo del necesario, lo que puede llevar a la pérdida de sueño, ansiedad y reducir el tiempo de calidad en familia.

“Asimismo, lleva a querer estar informado sobre la crisis actual, lo cual causa preocupación y genera mucho pánico. Todo lo anterior puede conducir a varios daños en la salud mental debido a que se puede llegar a sugestionar, pensar que está contagiado, vivir con miedo y preocuparse en exceso, esto además de las distracciones propias que el hogar conlleva”, detalló la directiva.

Por ello, la consultora inmobiliaria Newmark desarrolló una serie de recomendaciones para el home office junto con Page Anderson, experto en investigaciones, tratamientos y tecnologías entorno a la ansiedad y profesor asociado de Psicología y Neurociencia en Georgia State University.

Entre las sugerencias para el trabajo remoto están “respetar” horarios de dormir, comer y descanso, identificar estrategias para afrontar la ansiedad, así como establecer rutinas flexibles que puedan adaptarse a cambios.

“Nuestros días requieren de un comienzo, un medio, y un final. Comienza con lo básico: establece un horario para despertarte, comer, trabajar, hacer ejercicio e irte a dormir. Pero sé flexible. Trabajar desde casa puede requerir ajustar las rutinas”, recomendó Newmark.

Además, la consultora urge por la necesidad de establecer tiempo la salud emocional y mental, pues lo que funcionaba en una rutina en la oficina puede no tener los mismos resultados en el trabajo remoto.

“Debemos aceptar que los sentimientos de ansiedad son entendibles, pero que pueden no tener relación con nuestro desempeño laboral”, de acuerdo con los resultados de la consultora.

Otro punto en el que Newmark puso atención es en las multitareas, es decir, empalmar varias actividades caseras con la jornada laboral, pues consideró que si bien dan un falso reflejo de productividad, puede ser lo contrario.

“Trabajar desde casa abre nuevos horizontes de multitarea: lavar la ropa, encender el televisor, preparar un refrigerio.

“Si bien nos puede hacer sentir productivos, ello no significa que realmente lo seamos”, advirtió.

Entre otras de las medidas sugeridas por la consultora está ser gentil con los compañeros del trabajo y miembros de la familia, dedicar tiempo a analizar los errores que se comenten en la rutina de home office y establecer prioridades, pues en medio de la rutina de trabajo puede surgir temas que requieran ser atendidos.

“Estás trabajando desde casa en medio de una pandemia, por lo cual existe una probabilidad de que algo salga mal, se descarrile, y las cosas demoren más de lo esperado”, apuntó el reporte de la consultora.