Rolando Herrera y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador sugirió que se abran los paquetes electorales y se lleve a cabo un recuento de votos en Jalisco.
En esa entidad, Claudia Delgadillo, ex candidata a la Gubernatura por la coalición Sigamos Haciendo Historia, solicitó que se anulen la elección y se convoquen a comicios extraordinarios debido a la comisión de presuntas irregularidades.
«Corresponde a las autoridades electorales, pero sí conviene en todos estos casos donde hay impugnaciones que se abran los paquetes y que se cuenten los votos, eso es lo mejor», consideró el Presidente.
«Eso se resuelve en pocos días y que esté la autoridad electoral y que estén los representantes de los partidos, de las coaliciones y voto por voto, casilla por casilla. (Que se haga) un recuento, eso es lo mejor».
El pasado 15 de junio, Delgadillo presentó un juicio de inconformidad en el que pidió al tribunal electoral declarar la nulidad del proceso y se revoque la constancia de mayoría otorgada a Pablo Lemus Navarro, candidato de Movimiento Ciudadano, como Gobernador electo.
En su escrito, la morenista sostuvo que una de las causales es que, presuntamente, no fueron contabilizados alrededor de 300 mil votos en el cómputo final.
López Obrador recordó que en 2006, en la elección presidencial, él solicitó que se hiciera un recuento voto por voto tras acusar fraude por parte de Felipe Calderón, quien fue declarado ganador por un margen de 0.56 por ciento.
En cambio, en Costa Rica, dijo, ese mismo año también se llevó a cabo una elección muy cerrada, de uno por ciento entre el primero y segundo lugar, en la que el candidato que iba abajo solicitó un recuento total y el que iba punteando aceptó, se llevó a cabo el recuento y se confirmaron los resultados.
«Estoy hablando del 2006, casi al mismo tiempo que la elección en México, y se confirmó el resultado y lo reconoció el candidato perdedor y todo mundo satisfecho. Aquí no quisieron, se negaron porque sabían que era como se dice coloquialmente un ‘cochinero'».
«Hubo un intelectual de estos afamados, internacionalista, que dijo ‘ni se les vaya a ocurrir aceptar eso’ porque hasta le mandé una carta a Felipe Calderón y me contestó lo mismo que la ley era la ley, que ya estaba en manos de la autoridad electoral. Desde luego que estaba en manos de la autoridad electoral, pero si los candidatos llegábamos a un acuerdo, la autoridad electoral ni modo que se negara al recuento», sostuvo.
El Mandatario dijo que por más expertos que sean los mapaches electorales, siempre dejan evidencia de sus trapacerías, por lo que mejor siempre es acudir a los paquetes y contar las actas.