Un joven con antecedentes depresivos, trató de suicidarse en el interior de su domicilio ubicado en el Barrio de San Marcos, para lo cual ingirió una importante cantidad de medicamento controlado.
La oportuna intervención de policías preventivos de Aguascalientes y los paramédicos del ISSEA, evitó que lograra su objetivo.
Los hechos tuvieron lugar en un domicilio ubicado en la calle Antonio Arias Bernal, en el Barrio de San Marcos.
Hasta ese lugar acudieron los policías preventivos del Destacamento “Centro”, quienes encontraron en una de las habitaciones e inconsciente a un joven de 27 años, el cual presentaba una fuerte intoxicación tras consumir pastillas psicotrópicas.
Los oficiales procedieron a realizar varias maniobras para estabilizar al paciente y momentos después llegó una ambulancia del ISSEA, cuyos paramédicos lograron estabilizar.
Afortunadamente, el paciente no requirió ser trasladado a un nosocomio, pero se sugirió al papá que lo llevara a recibir atención psicológica, a fin de evitar que intente en alguna otra ocasión quitarse la vida.