Ruth Álvarez
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-Los accidentes aparecen en el momento menos pensado, pero vivir en espacios reducidos podrían haber intensificado que los infantes perdieran la vida en la vía pública.
Durante la emergencia sanitaria de coronavirus, aún y a pesar de que se le pidió a la ciudadanía mantener un confinamiento, niños y niñas de Jalisco perdieron la vida en vialidades de la Ciudad.
Alfredo Celis de la Rosa, profesor investigador de Ciencias de la Salud de la Universidad de Guadalajara (UdeG), explicó que este comportamiento podría ser el resultado de que hay pequeños que viven en hacinamiento, mismos que al no tener actividades escolares o de activación pasaban el tiempo libre en lugares en los que se encontraban expuestos o ya sea que salían de paseo con sus padres en automóviles.
“Los niños no acuden a la escuela y al estar en sus casas, en donde la mayoría son pequeñas, con poco espacio, los niños tienden a salir a jugar, aún con pandemia, entonces dependiendo de donde se encuentran es el tipo de accidentes que pueden sufrir”, explicó.
Aunado a ello, aseguró que los padres de familia carecen de información útil que les dé una idea de los riesgos que pueden sufrir niños y niñas al viajar en un automóvil, razón por las que omiten medidas de prevención.
Y aunque por esta ocasión los accidentes dentro del hogar se redujeron, Celis de la Rosa especificó que no se deben descuidar estos, pues hasta la fecha, las caídas, los químicos y depósitos con agua son los enemigos de los niños y niñas.