Charlene Domínguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En México, 36.9 por ciento de la población sufre un nivel alto de estrés financiero, de acuerdo con un estudio realizado por el Inegi en colaboración con la Comisión para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).
De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Salud Financiera (ENSAFI) 2023, dada a conocer ayer, las mujeres reportan la mayor proporción de estrés financiero con 42.2 por ciento y los hombres de 30.7 por ciento.
Por este estrés financiero 34.9 por ciento de la población manifestó experimentar algún malestar físico, como dolor de cabeza, trastornos gastrointestinales como gastritis y colitis, o cambios en la presión arterial.
Un 30.7 por ciento mencionó sufrir impactos psicológicos, como problemas de sueño o alimentación.
Un 38.8 por ciento señaló sentir mucha preocupación al momento de pedir un préstamo.
El programa, que ofrece información sobre la población de 18 años y más en México, define al bienestar financiero o salud financiera como el estado que posibilita a las personas para manejar sus finanzas de manera adecuada.
El Inegi midió dicho estado y construyó un Índice de Bienestar Financiero con una puntuación entre cero y 100, escala en la que México resultó con 52.8 puntos.
Dicho valor se encuentra por debajo de países como Corea del Sur y Alemania (53.4 y 54.1, respectivamente), de acuerdo con la Encuesta Internacional sobre Educación Financiera de Adultos 2020 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).
También en cuanto al bienestar financiero, 50.8 por ciento se situó en un nivel medio bajo o bajo.