Al inaugurar la II Jornada Jurídica para Personas Adultas Mayores, la gobernadora Tere Jiménez destacó los múltiples problemas que afectan a este sector, como el maltrato físico y la falta de apoyo familiar. En respuesta, puso a disposición a los profesionales del derecho del Estado para que den seguimiento a los casos denunciados.
Acompañada por más de 60 abogados de diversas instituciones que se unieron para ofrecer asistencia legal a estas personas, la mandataria estatal, reunida en el Palacio de Gobierno, señaló que este año, tan sólo en el Instituto Aguascalentense de las Personas Adultas Mayores, se han atendido 300 casos, proporcionando asesoría legal y designando abogados para dar seguimiento a cada situación.
La jornada busca evitar el despojo de bienes, un problema común entre los adultos mayores. Se han registrado casos en los que les son arrebatadas sus propiedades o les quitan tarjetas bancarias y de bienestar, dejándolos sin recursos económicos.
Jiménez aseveró que los adultos mayores se sienten solos y desamparados, sin apoyo suficiente. Existen muchas historias de maltrato físico y de nietos que, por falta de recursos, no pueden proporcionar alimento a sus abuelos.
Las autoridades hacen un llamado a la ciudadanía para que se acerquen y reporten cualquier caso de maltrato o despojo, asegurando que se tomarán las medidas necesarias para proteger los derechos y el bienestar de los adultos mayores.

Durante el evento, la titular del Ejecutivo conoció el caso de una mujer que cuida a su suegra de 106 años desde hace 50 años, enfrentando ahora la presión de los hijos para sacarla de su hogar. Estas historias reflejan la realidad de muchos adultos mayores en la región, quienes a menudo carecen del apoyo necesario para una vida digna.