La NFL sigue haciendo malabares para encontrar una forma de disputar el Pittsburgh vs Baltimore que inicialmente estaba programado para el pasado jueves 26 de noviembre y que fue cambiado hacia el domingo por la tarde para luego ser movido una vez más para el martes por la noche. Debido a que los Ravens siguieron teniendo jugadores positivos por COVID-19, la liga decidió posponer el partido una tercera ocasión que movió los siguientes partidos de ambas franquicias.
El primer cambio es el duelo entre Steelers y Ravens que se jugará mañana en punto de las 14:40 horas tiempo de México, esto debido a conflictos de programación de la cadena que transmite el partido que ya tenía otro evento estelar por la noche. Para la Semana 13 habrá dos cambios ya que el Steelers vs Washington que estaba programado para el domingo al mediodía se cambió para el lunes a las 16:00 horas, mientras que el Baltimore vs Cowboys que se había movido ya al lunes por la tarde, se pospuso para el martes 8 de diciembre a las 19:00 horas, estos movimientos con la finalidad de no apretar demasiado los días entre juego y juego tanto de Pittsburgh como de Baltimore.
En cuestión de nuevos positivos, Pittsburgh tuvo buenas noticias al tener de regreso al guardia Kevin Dotson y al liniero defensivo Isaiah Buggs que fueron removidos de la lista COVID-19 mientras que Baltimore tuvo noticias tanto buenas como malas. Por una parte, Mark Andrews, Matthew Judon y Willie Snead fueron colocados en la lista COVID-19, mientras que Jaylon Ferguson, DJ Fluker, Broderick Washington e Iman Marshall fueron removidos de ella, en total Baltimore sigue teniendo a 19 jugadores en esta lista que no podrán jugar el miércoles si es que se logra por fin jugar este partido que ha sido todo un dolor de cabeza para la NFL.