MONTERREY, NL.- Luego de la descompensación que tuvo el pasado 13 de mayo en un concierto en la Plaza de Toros México, por lo cual tuvo que salir del escenario, Ricky Muñoz, líder de Intocable, se practicó estudios el lunes y compartió los resultados a su público: el problema no es físico, es mental.
«Les comento que fui al médico hoy (ayer) y me hicieron todos los estudios. Me sacaron sangre, me checaron el corazón, que si traigo venas tapadas, todo ese tipo de cosas, todo lo que se tenía que ver», informó a través de un video.
«Gracias a Dios, de lo físico salí perfectamente bien. Hay un problema, muchachos y muchachas, hay un problema: es mental», agregó.
Después compartió que sufre ansiedad y pánico escénico.
«Todavía estoy sacado de onda, porque tenemos 28 años de estar trabajando (como cantante y acordeonista de Intocable). Imagínense decirles a todos ustedes: es que tengo pánico escénico, esa fue la conclusión a la que llegamos el doctor y yo». (Lorena Corpus/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!