A diferencia de la Champions League en donde las cosas no están saliendo bien para el Atlético de Madrid, en la liga española todo le sale bien al cuadro de Diego Simeone que este sábado sacó otro resultado importante al visitar al Valencia en Mestalla en su pelea por la cima de la tabla que en este momento comparte con la Real Sociedad. El Atleti no pudo contar ni con Luis Suárez ni con Diego Costa, además de tener la baja del mexicano Héctor Herrera. Por decisión técnica Joao Félix y Yannick Carrasco arrancaron como suplentes, así que la ofensiva del equipo estaba muy parchada con Ángel Correa como principal protagonista.
No obstante, el que tomó un paso adelante fue el francés Thomas Lemar que ha dejado muchas dudas desde su llegada a la entidad rojiblanca. Al 12′ dio el primer aviso con un disparo lejano de derecha que pasó cerca, mientras que al 37′ exigió al máximo Doménech que se tuvo que lanzar en extremis para evitar el gol del francés que sacó excelente disparo de zurda. Al 42′ otra vez el arquero del Valencia fue clave en un remate cruzado de Correa que parecía ser el primer gol del partido.
Al 54′ otra vez apareció Lemar a punto de anotar, el francés remató una diagonal que mandó Marcos Llorente desde la derecha, el remate fue sacado por la zaga local en la línea de gol. Los minutos fueron corriendo, por lo que Simeone mandó a la cancha a sus delanteros que estaban en la banca, fue precisamente Carrasco el que fabricó la jugada del único gol del partido tras instalarse en el área por la banda izquierda y sacar un centro fortísimo que pegó en Tony Lato, el balón terminó dentro del arco valenciano en un autogol fortuito que fue la diferencia en el encuentro. El Atlético de Madrid logró la victoria por la mínima diferencia llegando a 23 puntos en la campaña que los pone en el liderato con la Real Sociedad a pesar de tener un partido menos.
Lo más destacado del Atlético de Madrid es que en 7 de sus 9 partidos de liga han mantenido su arco en cero, son la mejor defensiva con solamente dos goles recibidos y ya le sacan seis de ventaja al Real Madrid con un juego menos. Antes del inicio del partido se guardó un minuto de silencio por Diego Maradona, Diego Simeone no dejó de aplaudir durante ese minuto con algunas lágrimas en el rostro.