Édgar Contreras
Agencia Reforma

CDMX.- Si bien Raúl Jiménez es baja de la Selección Mexicana durante Nations League, Copa Oro y Olímpicos, el técnico Gerardo Martino no pierde la esperanza de contar con el futbolista para la eliminatoria mundialista de Concacaf, que comienza en septiembre.
“Lamentablemente es una situación que le tocó vivir a Raúl, de la cual está por lo menos anímicamente muy recuperado. Físicamente, en marzo, lo vimos bien y ha venido evolucionado. Yo hablé con él hace una semana, lo encontré muy motivado, le expliqué los motivos que me hacían pensar que no valía la pena que estuviera con nosotros entrenando sin la posibilidad de que el club lo habilite para jugar oficialmente.
“Teníamos alguna expectativa de que participara en la Copa Oro en función a las posibilidades de jugar la última fecha de la Premier. El club con buen criterio cuida a una de sus mejores figuras y entendimos que lo que corresponde es que el jugador tenga las vacaciones adecuadas y haga una pretemporada lógica con su club para ver si puede empezar a jugar desde la primera Fecha de la Premier, porque eso nos aceleraría el tiempo respecto a la convocatoria por eliminatoria, que es lo más importante que tenemos en esta parte del año”, dijo el ‘Tata’, en la víspera del partido contra Islandia, en el Estadio A&T.
La FMF se aferró hasta el final en el caso de Raúl, pero el Wolverhampton no quiere acelerar procesos.
“Entendimos que priorizar su evolución física, anímica, mental y que pueda tener esos primeros partidos en su club, nos posicionaría mejor de cara a las eliminatorias”, mencionó.
Debido a que Javier Hernández no ha sido considerado para el Tricolor, los sustitutos son Alan Pulido y Henry Martín, sobre quienes se tienen enormes expectativas.
“Mostrar nada, los futbolistas que vienen a la Selección no juegan su estadía por un partido, lo que esperamos que muestren es lo que hacen en sus clubes, que es lo que mayoritariamente los trae a la Selección de México.
“Es cierto que, para el primer partido, no tenemos a Alan. Esperemos que el domingo ya esté con nosotros y contar para el Final Four con Henry y con él como delantero centro, si no tenemos alguna cuestión física que resolver, esperamos contar con ellos dos”, expresó Martino.
La única duda para el juego contra Islandia es Érick Gutiérrez, quien ya fue sometido a estudios tras un malestar en el tobillo. Los jugadores han reaccionado bien a la aplicación de la vacuna contra la COVID-19.
El ‘Tata’ expresó que uno de los mayores desafíos durante esta pandemia ha sido el regresar sanos a los seleccionados a sus respectivos clubes. Mañana habrá afición en el AT&T.
“La situación sanitaria en Estados Unidos mejora a pasos agigantados, esto permite que los futbolistas puedan jugar con gente en el estadio y es un aliciente más, será muy importante reencontrarnos con nuestros fans y nos compromete no sólo a intentar ganar, sino a tener una buena producción”, expresó Martino.