Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Los robos a trenes de carga en Guanajuato y Querétaro se dispararon después de que el Gobierno federal cerró las llaves del huachicol al Cártel de Santa Rosa de Lima.
Expertos en temas de transporte de carga coincidieron en que, de los dos vagones que hasta el año pasado eran saqueados cada semana, en este primer semestre ese delito se incrementó hasta a tres vagones diarios.
Con base en información de las empresas afectadas, los especialistas ubicaron los puntos críticos.
“El Ahorcado, en Querétaro, ya es conocido porque hay mucho robo a tren y mucho paso de migrantes; y muy pegado a Celaya, en el municipio de Comonfort, hay lugar que se llama Empalme Escobedo, ahí también hay mucha actividad delictiva”, dijo Clemente Villalpando, experto en temas de transporte de carga en la región.
“Y cerca de los famosos Apaseos (El Alto y El Grande), todo ese polígono es una zona que se reconoció por el huachicoleo y que, después del combate a ese delito, principalmente al Cártel de Santa Rosa de Lima, se diversificó en otros como el robo a tren”, agregó.
Marcos Solórzano Cataño, de Grupo Corporativo Solcat, especializado en seguridad a mercancías, existe una alta cifra negra en ese delito.
“Nunca hay cifras oficiales exactas, una por la cifra negra y otra porque tienden a maquillarlas. Lo que sí es que se ha disparado el robo a tren en esa zona de Guanajuato, por parte del Cartel de Santa Rosa de Lima y derivado del combate al huachicol”, consideró Solórzano.
“Esta muy lejos de bajar la cifra en todo el robo de mercancía en tránsito. No solamente de trenes”, agregó.
“Pero en cuanto empezó el tema del combate al huachicol las bandas saltaron a la carretera y a las vías, porque tienen toda la infraestructura y contubernio con los pobladores, aleccionada, adiestrada, comprada para generar este tipo de robos, ahora a trenes”, advirtió el especialista en seguridad.
Los asaltantes vinculados al crimen organizado roban principalmente autopartes, granos, semillas, bienes de consumo y material de construcción.
De acuerdo con Agencia Reguladora de Transporte Ferroviario (ARTF) sólo durante el primer semestre de este año se movilizaron 42 mil 306 millones de toneladas-kilómetros de bienes e insumos en el país.
Según el informe de Seguridad en el Sistema Ferroviario Mexicano (SFM), el corredor Irapuato-Manzanillo concentra el 20 por ciento de los asaltos a trenes en todo el país.
Ese corredor, junto con los del Valle de México-Ciudad Juárez, Nogales-Guadalajara y Teotihuacán-Veracruz registran en conjunto el 68.93 por ciento de los reportes de robo a producto-carga en el SFM durante el periodo actual, explicó.

Mejora en el país
A diferencia del aumento de robo a trenes en el Bajío, en el resto del país ese delito ha disminuido.
Un reporte de la división Transportes de Grupo México revela que mientras en el primer semestre de 2016 registraron 9 mil 042 hechos de robo o vandalismo en vagones, en el mismo periodo de este año fueron mil 306 casos.
Actualmente esa empresa reporta un récord histórico de 99.72 por ciento de fiabilidad en sus servicios de carga por vías férreas.

robo o vandalismo a trenes de carga en el primer semestre de los últimos cinco años en todo el país:
2016     9,042
2017     3,162
2018     2,789
2019     1,871
2020     1,306

Fuente: Grupo México/Transportes