Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A pesar de que se trata de modelos más recientes, las pipas que el Gobierno federal compró en 2019 para atender la emergencia de desabasto de gasolina transportan menos de una quinta parte del combustible que Pemex mueve con su vieja flotilla de autotanques.
De acuerdo con datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y Pemex Logística, entregados vía Transparencia, durante el primer semestre del año cada una de las viejas pipas que tenía la empresa trasladó en promedio 9 millones 60 mil 249 litros.
Mientras que cada uno de los nuevos autotanques movió, también en promedio, un millón 658 mil 442 litros, es decir, 18.3 por ciento menos respecto al volumen transportado por las primeras.
La vieja flotilla de Pemex Logística está compuesta por mil 444 autotanques con modelos que van de 2006 a 2014, de las marcas Freightliner, International y Volvo; en tanto, las 637 nuevas pipas son modelos 2019 y 2020, de las marcas Scania, Freightliner e International.
Si se toma como referencia una capacidad de 20 mil litros por pipa y los 181 días que conforman el primer semestre del año, cada una de las viejas unidades realizó en promedio 453 viajes, 2.5 por día; en tanto, cada una de las nuevas adquisiciones cubrió en promedio 83 viajes, uno cada dos días.
Pese a la diferencia en años entre una flotilla y la otra, así como de la mayor cantidad de viajes y combustible transportado, Pemex Logística reportó que en 658 mil 290 viajes tuvo 131 incidentes sin que se registraran personas fallecidas o lesionadas.
Por su parte, la Sedena, que está cargo de la flota nueva, informó que en el primer semestre del año se registraron mil 472 fallas mecánicas, 169 accidentes sin víctimas mortales ni lesionados y se declararon cuatro vehículos como pérdida total.
La capacidad de transporte de la nueva flotilla, informó la Presidencia de la República en abril de 2019, es de 134.5 miles de barriles por día, equivalentes a 21 millones 385 mil 500 litros diarios.
Conforme a los datos proporcionados por la Sedena, durante el primer semestre del año, esta flota movilizó diariamente en promedio 5 millones 836 mil 616 litros, es decir, apenas el 27.3 por ciento del volumen que puede transportar.
La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó en enero, como parte de la revisión a la Cuenta Pública 2019 que, durante ese año, para la puesta en operación de la nueva flota, Pemex erogó 2 mil 85.7 millones de pesos.