Salvador Rodríguez López

Seguramente que no fue fácil asumir la decisión, pero finalmente el alcalde Leonardo Montañez dio el paso decisivo y dispuso el rescate integral de la Línea Verde (LV), que la incuria de sus dos antecesores provocaron su casi desaparición pese al enorme beneficio que en su momento aportó a miles de familias de los sectores noreste y oriente de la ciudad.

Durante casi ocho años quedó en el olvido ese espacio, que llegó a ser reconocido nacionalmente como ejemplo de lo que deben hacer las administraciones locales en materia de apoyo al medio ambiente y a la vez que sirva como centro de convivencia social y recreativa.

Por instrucciones del primer edil, el director de ese lugar, Omar Alejandro Valdés Reyes, encabeza la reforestación y rehabilitación de todo el lugar y el rescate integral de aquello que en su tiempo atrajo el interés de los habitantes de ese y otros sectores de la capital.

En una primera etapa se plantarán mil árboles, tarea que deberá concluirse antes del mes de octubre, al mismo tiempo personal de la Secretaría de Servicios Públicos impulsará labores de reforestación y para ello se contará con la participación de organizaciones ambientalistas y vecinos de la zona

Según explicó el funcionario, en el tramo que comprende del fraccionamiento Ojocaliente III a la avenida San Gabriel se realizará un mural en vinculación con la Secretaría del Medio Ambiente, lo que permitirá mejorar el espacio.

A la par se plantarán árboles en los tramos contiguos a Solidaridad II y Periodistas, labor que se hará con especies más grandes para que sobrevivan, al tener en cuenta que individuos ociosos los maltratan o destruyen e incluso se los roban. De acuerdo con el inventario que se tiene, la LV cuenta con 8 mil árboles y la intención es añadirle especies nativas que lo conviertan en un pulmón verde, como fue la idea original.

De acuerdo con la información que se ha recabado, la LV es visitada diariamente por un promedio de 2 mil personas que en su mayoría desarrollan actividades físicas, por lo que a esta nueva etapa se agregará un espacio para skate que permita organizar torneos en apoyo a los jóvenes que les gusta el patinaje.

También se promueve la conectividad a internet en todo el lugar, lo que podría lograrse este mismo año, tarea que será posible con el respaldo de empresas como Telmex, Izzi y la Comisión Federal de Electricidad, dándole así un plus que lo convierta en un atractivo mayor para que los aguascalentenses aprovechen ese sitio.

Cabe recordar que la Línea Verde fue creada en la administración de la presidenta municipal Lorena Martínez Rodríguez (2011-2023) y su costo rondó los 350 millones de pesos. La primera etapa se inició en 2011 y los trabajos concluyeron en 2014, labor que se hizo en tres etapas, la primera constó de 6 kilómetros, la segunda de 3 kilómetros y la última de 3 kilómetros. Para llevar a cabo este programa se negoció con Petróleos Mexicanos (Pemex), debido a que por el terreno pasan los oleoductos, por lo que a cambio de ceder el control de la superficie el Ayuntamiento se comprometió a evitar el huachicoleo, lo que ha sido posible hasta la fecha.

Es importante mencionar que para llevar a cabo la Línea Verde hubo una coordinación de dependencias federales, estatales y municipales, lo que al final del día hizo que se convirtiera en un sector emblemático de la ciudad y recibiera el beneplácito de organismos nacionales e internacionales, al reconocer el aprovechamiento de un terreno agreste, convertido en una zona altamente provechosa para miles de familias y en el que ahora se trabaja no sólo para rescatarlo sino ampliar sus servicios.

Con lo descrito, Leonardo Montañez se ha ganado su primera estrellita de su gestión y ojalá que sean más para bien de los habitantes en general.

DEBER CUMPLIDO

El licenciado Alfonso Román Quiroz cerró un capítulo más de su vida profesional luego de 15 años como magistrado de la Sala Administrativa del Poder Judicial del Estado (SAPJE), lapso que en diferentes etapas presidió los trabajos.

En una mirada retrospectiva puede decirse con toda propiedad que desempeñó el encargo sin que hubiera una sola mancha y que al igual que los otros dos magistrados atendió la encomienda con firmeza y profesionalismo, por lo que las inquietudes que presentaron los solicitantes de justicia fueron atendidas en tiempo y forma.

Román Quiroz es un ejemplo para los jóvenes, que deben luchar por alcanzar los objetivos que se proponen sin importar las vicisitudes que encuentren en su camino. Al igual que su padre, Alfonso Román González, se graduó como maestro normalista y por un tiempo ejerció esta noble profesional, pero no se conformó con haber logrado esa meta y se inscribió en la Universidad para cursar la carrera de abogado, obteniendo el título correspondiente.

Su ingreso a la Sala Administrativa fue por concurso de oposición, lo que significó que el asiento se lo ganó por méritos propios y se tradujo en una participación muy activa en el análisis de los asuntos que se llevan a cabo y que tienen que ver con quejas y denuncias de ciudadanos inconformes con algún hecho de una autoridad.

Fueron quince años los que permaneció en esa responsabilidad y que llegó a su fin el pasado 11 de julio, al determinar el Consejo de la Judicatura Estatal que era necesario designar a otra persona en su lugar, al mismo tiempo que se expidió la convocatoria para cubrir la vacante.

El actual presidente de la Sala, Enrique Franco Muñoz, señaló que con los dos magistrados en funciones los trabajos continuarán sin problema alguno. De la decisión adoptada dijo: “No tengo injerencia toda vez que es un tema del Consejo de la Judicatura y en su caso del Congreso del Estado”, además “la ley prevé que pueda funcionar la Sala con dos magistrados y seguiremos trabajando al mismo ritmo y con los resultados que estamos dando. Eso no impactará la actividad que se lleva a diario en esta instancia”.

El hoy ex magistrado podrá decir que a lo largo de su vida ha mantenido una voluntad férrea de hacer algo más, de ir por nueva metas, de fortalecer el ánimo en que el esfuerzo no mine esa voluntad y al llegar a la meta propuesta vivir la satisfacción del deber cumplido.

SÓLO PROMESAS

El compromiso de la administración estatal es coadyuvar con la Comisión de Búsqueda de Personas y que a decir del subsecretario de Gobierno Manuel Cortinas se hace a través de Locatel, sin embargo reconoció que es un servicio que dejó de ser trascendental al haber un uso masivo de los teléfonos móviles, mediante el cual los interesados en localizar a un familiar o conocido se comunican mediante el celular y sólo en casos extremos acuden al Locatel. El funcionario ponderó la atención que presta este organismo, al afirmar que cuenta con “6 o 7 operadores” y el cual trabaja por turnos para estar en servicio las 24 horas del día, al mismo tiempo está conectado con el C5 con lo que amplía la indagación. Podrá tener toda la tecnología y los recursos humanos que se quiera, pero en casos trascendentales no hay los resultados reclamados, es el caso del restaurante Maverick, lugar que hace 15 años fueron secuestradas diez personas y cuyo paradero se desconoce. Los hechos ocurrieron el 24 de abril de 2007, de lo que hasta la fecha no hay un solo dato, aunque eso sí, el Gobierno en turno se compromete a que se hará “lo que está al alcance” para dar con ellos. Mientras Cortina presume que Locatel tiene la capacidad para encontrar niños extraviados en los centros comerciales, el Gobierno en su conjunto no puede hacerlo en los casos peligrados, sobre todo porque se ha negado a crear un equipo investigador que se dedique exclusivamente a esos asuntos y no salga en cada aniversario del citado secuestro y de otros igual de importantes que sigue “algunas pistas”, en todo caso que informe qué resultado tiene hasta ese momento, cuál es su metodología y qué pasos se propone dar, sólo así hará creíble que hace algo a favor de la sociedad.