El costo de los seguros de gastos médicos mayores, podrían tener un incremento de hasta el 30 o 35% en este inicio de año, en el que la demanda de estos instrumentos de protección económica se ha incrementado, pues el COVID-19 ha puesto en riesgo el patrimonio de muchos que han requerido la atención hospitalaria privada y hay quienes, buscan ya la forma de prever alguna emergencia de este tipo.

El presidente de la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Fianzas, J. Refugio Yáñez Rodríguez, comentó que particularmente los seguros de gastos médicos se han encarecido, pues como en todo, hay relación entre demanda y precio, pero además también se tienen que considerar en la cotización, otros factores como son la edad y padecimientos que enfrentan quienes solicitan una fianza.

Lo que es innegable es que la pandemia por COVID-19 ha dejado alta siniestralidad y severidad en los gastos por atención de los pacientes, lo que no se tenía previsto hasta principios del año pasado, pero ahora, en que inclusive, hay clientes nuevos contratando este servicio, se deja en claro que el tema es delicado y por tanto, resulta costosa la atención.

Mencionó que desde finales del año pasado, la enfermedad generada por el SARS-CoV-2 ha ingresado al catálogo de conceptos como “siniestro catastrófico”, inclusive, es comparado con los daños que llegan a ocasionar heladas, inundaciones y terremotos que llegan de manera sorpresiva y generan tanto daño

“La pandemia ya es el quinto fenómeno con mayor riesgo y que más gastos implican”, pues del arribo de la pandemia a la fecha se tiene un estimado que se han aplicado unos 950 millones de dólares en seguro de gastos médicos y pólizas de vida en el país.

Y esto es lógico de calificar, cuando a nivel local se tiene conocimiento que en hospitales privados la atención supera la situación económica de muchos, máxime si no cuentan con un seguro de gastos médicos, y es que hay lugares en los que por el simple hecho de solicitar su internamiento para atención, llegan a solicitar alrededor de un millón de pesos, y esto ocurre en varias ciudades, inclusive “se ha sabido de casos que los gastos han sido de 29 millones de pesos”.