Poco más de una década ha sido suficiente para que el consumo de cristal en Aguascalientes haya crecido hasta en un 200%, generando más adictos a esta droga que provoca problemas sociales, de salud física y mental, manifestó el director de Salud Mental de estado, Javier Pedroza Cabrera.

Es una situación preocupante, sobre todo cuando se ha emprendido una lucha en materia de salud para tratar de prevenir el aumento en el consumo de enervantes, pero que poco se ha logrado y peor aún es, cuando se trata de una droga mortal en el corto tiempo y es un problema que se presenta principalmente en adolescentes y adultos jóvenes.

Recordó que fue en 2010 cuando comenzó a ser notorio el aumento del consumo de cristal en la población de adictos jóvenes en Aguascalientes, y al paso de 11 años el incremento ha sido de hasta un 200%, lo que no es sólo para el análisis del problema, sino para el actuar pronto.

El tema es que esta adicción ha crecido principalmente entre la población altamente productiva, es decir, en personas que tienen edades de entre los 14 y los 30 años de edad, muchos de los cuales buscan ayuda, pero resulta complicada su recuperación.

Pedroza Cabrera comentó que a las unidades de atención a las adicciones, resulta que hasta un 90% de los que solicitan atención por consumo de drogas, tienen problemas con el cristal.

Se ha hecho notar inclusive que si bien la marihuana era una droga común entre los adictos, ésta más reciente que es sintética, es la que mayores problemas está provocando, tanto por los daños físicos y mentales que genera, pero también porque son más quienes se están involucrando con ella.

En la gran mayoría de los casos, comentó el funcionario del sector salud local, es el alcohol la droga de inicio, que si bien es una permitida, no deja de generar problemas que luego crecen, pues hay quienes se van enrolando con otro tipo de adicciones marihuana, cocaína, pero el cristal es la que ha alcanzado niveles elevados en cuanto a consumo entre la población joven.