Charlene Domínguez 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los retiros por desempleo de las cuentas individuales de las Afore sumaron 20 mil 60 millones de pesos en 2020, un incremento de 61.3 por ciento anual en términos reales, informó la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).
Las salidas de recursos por más de 20 mil millones de pesos fue a consecuencia de que un millón 709 mil trabajadores hicieron retiros parciales por desempleo debido a la crisis por Covid-19.
El retiro promedio que realizó cada trabajador fue de 11 mil 735 pesos en 2020, cuando en un año previo fue de 8 mil 500 pesos, esto es un aumento de 37 por ciento, de acuerdo con datos de la Comisión.
El retiro parcial por desempleo es un trámite mediante el que los trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) pueden disponer de una parte de los recursos que tienen acumulados en su cuenta individual de ahorro para el retiro.
Éste se otorga siempre que el trabajador tenga al menos 46 días naturales de estar desempleado, tener al menos 3 años con su cuenta de ahorro para el retiro abierta y 2 años cotizados ante el IMSS; o bien, 5 años con su cuenta de ahorro para el retiro abierta, además de no haber ejercido ningún retiro parcial en cinco años anteriores a la fecha de la que se trate.
En el retiro parcial por desempleo en las cuentas individuales hay dos modalidades, y de éstas depende el monto de recursos que puede recibir un trabajador de parte de su Administradora de Fondos para el Retiro (Afore).
La primera es la llamada modalidad A, su característica es que se entrega en un sola exhibición un monto equivalente a 30 días del último Salario Base de Cotización del trabajador con un límite de 10 veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA).
En la segunda, que es la modalidad B, se entrega el monto que resulte menor entre el equivalente a 90 días del Salario Base de Cotización de las últimas 250 semanas o el 11.5 por ciento de los recursos acumulados en la subcuenta de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez.
Por ley, los recursos por retiros parciales de desempleo bajo la modalidad B se deben entregar hasta en seis mensualidades, pero por la pandemia del Covid-19 esto se flexibilizó para que se pudieran entregar en una sola exhibición.
Pero aunque los retiros parciales pueden representar un alivio económico para los trabajadores en situaciones adversas, tiene un impacto negativo en el ahorro para el retiro porque el IMSS descuenta semanas cotizadas, lo que que hace que el saldo disminuya.
La Consar aconseja recuperar las semanas cotizadas perdidas con aportaciones.
Éstas pueden ser parciales o totales a la subcuenta de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez.