Compleja situación enfrenta actualmente el sector de la construcción que se ha visto imposibilitado para frenar los ajustes de los precios en los insumos utilizados para la creación de infraestructura pública y privada. El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Ángel Palacios, explicó que lo anterior ha sido una constante a lo largo de los últimos meses lo que pudiera implicar una contracción para la ejecución de nueva obra.

Al dar a conocer el Centro Nacional de Ingenierías de Costos, las principales variaciones en el precio de los materiales y su impacto en el costo de las obras, se vio reflejado un aumento importante en el asfalto y mezclas asfálticas, del 6.8%, al corte del pasado mes de mayo.

Para el mismo periodo, también los costos de impermeabilizantes se incrementaron en 5.8%, y por detrás con el 5.5% la varilla corrugada.

Otro de los insumos que se reportaron alzas en sus precios fueron los motores eléctricos, el alambrón, calentadores para agua y pinturas, entre el 5% y 3.1%.

Por su parte, los insumos con los costos más representativos en la industria de la construcción de diciembre a mayo pasado, son el diesel, así como el asfalto y alambrón, con el 28.1% 18.65% y 14.5%, respectivamente.

El presidente de la CMIC en Aguascalientes, precisó que lo anterior ha implicado un incremento en los costos finales de obras, principalmente en la construcción de carreteras, puentes y similares, con el 14.6%, seguido con el 10.8% en la edificación de inmuebles comerciales, ligeramente por arriba de la edificación de naves y plantas industriales con el 10.65%.

«Es muy complicada la situación que está pasando en el sector de la construcción porque no paran los incrementos hacia los insumos de mayor utilización, esto hace obviamente más caro la construcción. La inflación se dice es del 7.70%, pero realmente en el sector el promedio es del 17.6%», concluyó.

¡Participa con tu opinión!