Marlen Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Las tasas de interés que aplican algunos bancos a las tarjetas de crédito han subido a un mayor ritmo que la de referencia de Banxico, según estados de cuenta revisados por Grupo REFORMA.
En mayo pasado, el banco central aumentó en tres puntos porcentuales su tasa respecto al mismo mes de 2021 para quedar en 7 por ciento.
Pero, por ejemplo, en una tarjeta MÁS, de Banregio, se observó un aumento de 9.85 puntos en el mismo periodo.
De igual manera, en una Club Premier Aeroméxico de Santander el alza fue 7.66 puntos y en una Banorte Gold de 3.94 puntos porcentuales.
«Las tasas responden a lo que hace Banxico; (con el incremento) todas las tasas variables aumentan, aunque no siempre en la misma proporción», señaló Jorge Sánchez Tello, investigador de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef).
El especialista expuso que los movimientos pueden variar también por las expectativas económicas y el riesgo que observe cada banco, así como la estrategia comercial frente a la competencia.
Jorge Moreno, investigador de la Facultad de Economía de la UANL, dijo que las variaciones en las tasas de los créditos también están relacionadas con el riesgo de cada cliente y su comportamiento pasado en cuanto a sus pagos.
«Los bancos saben que estamos enfrentando una situación de crisis y que existe mayor probabilidad de incumplimiento», sostuvo.
Coincidieron en que las tarjetas de crédito son los instrumentos más sensibles a los cambios en las tasas de interés de referencia, aunque el resto de los financiamientos, como personales y de nomina, también se han visto o se verán afectados.