Jorge Cano
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En el primer bimestre del año, el gobierno no ejerció 32 mil 502 millones de pesos que tenía programados para la secretaría de Salud, el IMSS y el ISSSTE, de acuerdo con el informe mensual de finanzas públicas de la Secretaría de Hacienda.

En enero y febrero, según el calendario, la Secretaría de Salud tenía un presupuesto a erogar de 22 mil 931 millones de pesos, pero gastó sólo 9 mil 890 millones, es decir, 13 mil 41 millones menos.

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) tenía programados 92 mil 406 millones de pesos, pero erogó sólo 76 mil 141, mientras que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) debía de gastar 120 mil 755 millones de pesos, pero gastó sólo 117 mil 558 millones.

En contraste, la Secretaría de Energía ejerció 1.4 veces más de lo que tenía previsto, con un total de 54 mil 693 millones de pesos. Otros gastos acelerados corrieron a cargo de la Secretaría de Educación, que gastó 43.2 por ciento por arriba de lo previsto en el programa y la propia Hacienda, que tuvo un gasto 126 por ciento superior al presupuesto de los dos meses.

De acuerdo con Marco Cancino, director de Inteligencia Pública, por lo general durante el primer trimestre se registran algunos retrasos en el ejercicio del gasto por la lentitud en ejercer contrataciones, pero también juegan otros factores como caídas en la recaudación, y hasta temas electorales.

Asimismo, se pudieron presentar retrasos en la entrega de recursos por parte de Hacienda o menor gasto por falta de pericia en las áreas administrativas de las instituciones de salud, dijo.

Recordó también, que por regla general la Administración Pública tiene problemas cada año para la contratación de servicios o adquisición de bienes debido al lento proceso de licitación.

No obstante, estimó que el retraso del gasto también podría estarse manejando para concentrarlo en el segundo trimestre del año, previo a las elecciones.

A nivel general del Sector Público, el gasto programable, es decir, los recursos usados para proveer bienes y servicios a la población, se quedó 30 mil 55 millones menos a los programado, pues de un presupuesto de 801 mil 749 millones planeados al mes de febrero, sólo se ejercieron 771 mil 694 millones.

Hacienda también informó que los ingresos totales al cierre del primer bimestre se quedaron cortos en 11 mil 665 millones de pesos frente lo estimado.

En cuanto a la recaudación, se lograron recursos por 620 mil 520 millones de pesos, 2.3 por ciento por debajo de lo planeado, mientras que por la parte petrolera ingresaron 127 mil 300 millones, 16 por ciento menos que lo previsto.