Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Generar electricidad en los primeros siete meses del año le ha costado a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) hasta 202.8 por ciento más respecto al mismo periodo del año pasado, debido al contexto de altos precios de los combustibles.
Esto ocurre si se considera la generación con centrales de combustión interna, las cuales promediaron un costo de 8 mil 624 pesos por megawatt-hora de enero a julio de este año, 202.8 por ciento más comparado con el promedio de 2 mil 848 pesos en el mismo periodo del año previo.
En tanto, producir electricidad con centrales de ciclo combinado se encareció 22.3 por ciento más que en los primeros siete meses del año, ya que pasó de mil 752 pesos por megawatt-hr a 2 mil 144 pesos.
En el caso de las carboeléctricas, de enero a julio de este año tuvieron un costo de generación promedio de mil 482 pesos por megawatt-hora, 11.2 por ciento superior a los mil 328 pesos que se registraron en el mismo lapso de 2021.
Carlos Flores, especialista en temas de energía, explicó que los precios de las tecnologías convencionales en general son más caros con respecto a las energías renovables, 4 o 5 veces más costosas, y en el contexto de 2022 puede llegar a ser hasta 10 veces más caras.
«Las tecnologías térmicas no solo son menos competitivas, sino que además están expuestas a variaciones en costo de su insumo principal que son los ,combustibles como gas natural y carbón, mientras que la central renovable no tiene que exponerse a esos costos.
«Cuando la CFE vende una electricidad que es costosa solo hay dos: la paga el usuario o la paga el contribuyente con sus impuestos, no hay otra forma de que esa diferencia de costos se pueda subsanar, entonces sí, es cierto que las tarifas eléctricas no han subido, solo incrementos marginales como ha dicho el Presidente, pero sí podemos esperar que una mayor parte de la contribución se vaya a cubrir el hueco que genera la CFE», apuntó.
El precio de referencia del gas natural pasó de un costo promedio de 3 dólares por millón de BTU a los 9 dólares por millón de BTU; el precio por tonelada de carbón en lo que va del año ha rondado entre los 330 y los 430 dólares.
Para el caso del diesel, en lo que va del año se han observado precios de entre 600 y 850 pesos el millón de BTU; mientras que para el combustóleo, el precio ha rondado entre los 200 y los 290 pesos por millón de BTU.
Jesús Carrillo, director de Economía Sostenible del Instituto Mexicano a la Competitividad (Imco), dijo que para cualquier empresa eléctrica, los precios del combustible al alza se reflejan en el costo de generación, y en esos momentos es más difícil tener coberturas.
«Cuando hay volatilidad, también hay incertidumbre, las cosas se hacen más difíciles de planear entonces encontrar buenas coberturas, encontrar los mejores contratos se vuelve una tarea más delicada. Ha sido un periodo largo de precios elevados y muy inciertos el mercado por la guerra y por todo lo que sigue relacionado con la pandemia, entonces esta dificultad de planear me parece que es muy importante», sostuvo.
Grupo REFORMA consultó a la CFE, pero hasta el cierre de la edición no respondió.