Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El gasto militar mundial totalizó el año pasado 1.9 billones de dólares, un aumento de 2.6 por ciento en términos reales desde 2019 a pesar del Covid-19, según datos publicados ayer por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés).
Los cinco países que más desembolsaron en 2020, y que juntos representaron 62 por ciento de lo destinado a las Fuerzas Armadas globalmente, fueron Estados Unidos, China, India, Rusia y Reino Unido, en ese orden, de acuerdo con el organismo con sede en Suecia.
El alza del gasto militar mundial se produjo en un año en el que el PIB se redujo 4.4 por ciento, principalmente por los impactos económicos derivados de la pandemia.
Como resultado de ello, en 2020, la proporción del gasto militar en el PIB logró una media global de 2.4 por ciento, respecto a 2.2 por ciento de 2019.
Las cifras equivalen al mayor incremento interanual de la carga militar desde la crisis financiera y económica global de 2009.
“Podemos decir con cierta certeza que la pandemia no tuvo un impacto significativo en el gasto militar mundial en 2020”, señaló Diego Lopes da Silva, investigador del SIPRI y uno de los autores del informe.
Aunque el gasto militar creció de forma global, algunas naciones reasignaron parte de los fondos previstos para este gasto a dar respuesta a la pandemia, como es el caso de Chile y Corea del Sur.
Algunos otros, entre los cuales Brasil y Rusia, gastaron considerablemente menos de lo que preveían sus presupuestos militares iniciales para 2020.
El SIPRI detalló que los dos países que más desembolsaron el año pasado fueron, con mucho, Estados Unidos y China, con Washington representando 39 por ciento del gasto militar global total y Beijing 13 por ciento.
El gasto militar estadounidense alcanzó un estimado de 778 mil millones de dólares en 2020, 4.4 por ciento más que en 2019.
Fue el tercer año consecutivo de crecimiento en esta área, coincidiendo con el mandato del ex Presidente Donald Trump, tras siete años de reducciones continuas previas.
Se estimó que el gasto militar de China ascendió a 252 mil millones de dólares en 2020, un alza de 1.9 por ciento con respecto al año anterior.
El desembolso en este sector se ha incrementado durante 26 años consecutivos, la serie más larga de aumentos ininterrumpidos de cualquier país en la base de datos del SIPRI.