Charlene Domínguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El atraso en pagos de créditos personales otorgados por los bancos se incrementó en mayo.
De acuerdo con el índice de morosidad ajustada (Imora), el atraso en este tipo de créditos alcanzó un nivel de 17.36 por ciento en el quinto mes de 2020.
Esta cifra es superior en 1.94 puntos porcentuales a lo registrado en el mismo mes de 2019 y 0.47 puntos porcentuales mayor que la de abril de este año, cuando se ubicó en 16.89 por ciento.
El Imora comprende todos los créditos atrasados que todavía se registran en la contabilidad bancaria, más los créditos que ya fueron sacados del balance o vendidos a empresas de cobranza.
Los datos más recientes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) muestran que el Imor ajustado en las tarjetas de crédito subió de 15.94 por ciento en mayo del año pasado a 17.31 por ciento para el mismo mes de este 2020.
La morosidad en los créditos de nómina se ubicó en 10.59 por ciento en mayo, en el mismo periodo de 2019 fue de 10.25 por ciento.
El crédito automotriz registró un índice de morosidad ajustada de 6.06 por ciento, y en 2019 se ubicó en 5.15 por ciento.
Este tipo de crédito ya venía de una mora de 5.87 por ciento en abril.
Los créditos comerciales también subieron su índice de morosidad ajustada. De mayo de 2019 a mayo de 2020 pasaron de 1.82 por ciento a 2.12 por ciento, de acuerdo con datos de la Comisión.
El crédito a las empresas se ubicó en 2.66 por ciento, 0.35 puntos porcentuales más que en mayo del año pasado.
Sólo la morosidad en el crédito a las entidades financieras tuvo una disminución, pero fue marginal, ya que bajó de 0.15 por ciento en mayo de 2019 a 0.12 para el mismo mes de ese año.