Rodolfo G. Zubieta 
Agencia Reforma

CDMX.- Pese a que ya se cumplen casi cinco décadas desde que Los Beatles ofrecieron su último concierto en la azotea de Apple en Savile Road en Londres, Inglaterra, la información y rumores respecto a la banda aún generan mucho escrutinio y fascinación por parte de los fans y expertos musicales.
Recientemente, la casa de subastas estadounidense Gotta Have Rock and Roll anunció un artículo que seguro dará de qué hablar, en especial entre las legendarias supuestas rencillas entre John Lennon y Paul McCartney.
Y es que pondrán a la venta una carta llena de indignación que John Lennon dirigió a su colega de banda, un año y medio después de que se disolvieran en 1970.
La puja, que comenzó con un precio inicial de unos 20 mil 428 dólares, ya alcanzó más de 32 mil 683 dólares. Y todavía hay tiempo para que siga subiendo la cifra. La fecha límite para conseguir este preciado objeto es el próximo 19 de agosto, y por el momento ya hay siete personas interesadas en conseguirla.
Pero, ¿qué dice la dichosa carta?
La carta, de tres páginas, mecanografiada y con algunas anotaciones a mano en los márgenes, además de la firma manuscrita de John Lennon, tiene fecha del 24 de noviembre de 1971, unos días después de que se publicase un escrito de Paul McCartney en la revista Melody Maker, lanzada el 20 de noviembre de ese año.
El compositor de «Hey Jude» hablaba abiertamente de John y Yoko, de la disolución de la sociedad comercial de los Beatles y sus sentimientos sobre la canción «How Do You Sleep», que Lennon había dedicado a Paul en su álbum Imagine, con frases como: «Aquellos freaks tenían razón cuando dijeron que estabas muerto».
En la carta, llena de ironía y duras acusaciones, John se dirige primero de manera afectuosa a Paul McCartney, su esposa Linda y sus hijos. Tras dejar en claro cuestiones económicas, Lennon se enfrasca en hablar sobre su música, en especial de la canción «Imagine».

Lennon finaliza asegurando que no le guarda rencor y que está dispuesto a reunirse para arreglar las desavenencias entre el grupo, no sin antes defender brevemente su relación con Yoko Ono.