Mayolo López y José Díaz Briseño
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-México y Estados Unidos acordaron ayer abrir un paréntesis en las diferencias que mantienen en el tema energético.
«Sobre energía, ahorita lo que platicamos fue que no es el tema de esta mesa: hay un procedimiento establecido (en las consultas que reclamaron Estados Unidos y Canadá) y cuando hay diferencia se tiene que resolver, pero ocupó no más del cinco por ciento de la conversación que hubo hoy», informó el Canciller Marcelo Ebrard al concluir la reunión del Presidente Andrés Manuel López Obrador con el Secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken.
Por la mañana, López Obrador desistió de lanzar un mensaje en defensa de la soberanía nacional el próximo 16 de septiembre.
Explicó que la postura del Presidente Joe Biden sobre el tema energético deja en claro el respeto a la soberanía nacional.
«Hay un tono distinto con Biden, es la reafirmación del respeto a nuestra soberanía porque siempre el Presidente Biden lo había planteado de que la relación con nosotros se va a dar a partir de un pie de igualdad, respetando nuestra soberanía», argumentó.
«Tenemos que hacer un esfuerzo todos para mantener buenas relaciones y la disposición del Presidente Biden, y les explicaba, les di a conocer un pedazo de la carta respetuosa del Presidente Biden».
Durante el encuentro, Blinken reconoció la colaboración del Gobierno mexicano en el combate al tráfico de fentanilo y la contención de la migración irregular.
Más tarde, durante de la reunión del Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN), Blinken agradeció al Canciller Marcelo Ebrard la colaboración de México en los temas narcotráfico y migración
«Blinken expresó su continuo agradecimiento por la colaboración con México en una variedad de temas de interés mutuo, incluido el abordaje de la amenaza compartida de la producción y el tráfico de fentanilo, el abordaje de la migración de manera segura, ordenada y humana», dijo el Departamento de Estado.
En tanto, el Canciller Ebrard resaltó al ambiente positivo que prevaleció.
«Tuvimos una muy buena conversación del Presidente con Antony Blinken. Lo principal hoy en economía es la invitación a México para pasar a formar parte del esfuerzo para que Norteamérica produzca semiconductores», detalló el Secretario de Relaciones Exteriores al término de la reunión.
«En esencia, son cosas positivas para México: una invitación a México al nuevo paquete de inversión que Estados Unidos acaba de anunciar».
Previo a la reunión, López Obrador dijo que ambas naciones mantienen una relación de amistad con acuerdos benéficos, en los que México pone por delante su independencia y soberanía.
«Productiva y amistosa reunión con el Secretario de Estado, Antony Blinken, y la Secretaria de Comercio de Estados Unidos, Gina Raimondo», informó el Mandatario después del encuentro que duró poco más de una hora y cuarenta minutos.
Antes del cónclave en Palacio Nacional, Ebrard ofreció un almuerzo de trabajo al funcionario estadounidense.
Según la Cancillería, durante el almuerzo los temas abordados fueron la integración y cooperación económica, migración, multilateralismo y el tema de seguridad, con énfasis en el tráfico de armas.