Después de la humillante derrota ante el Bayern Munich en los cuartos de final de la Champions League, el Barcelona exhibió sus problemas internos, por lo que han decidido comenzar un cambio revolucionario para seguir siendo un grande de Europa.
El primer cambio fue la salida de Quique Setién y la llegada de Ronald Koeman al banquillo azulgrana, así como el despido de Abidal para las negociaciones del equipo; gracias a esto, se informó que Koeman tendrá el absoluto control de su plantilla, así como posiciones y jugadores que necesita, siendo esta su principal condición para que llegara al equipo.
Uno de los problemas que mermaban el funcionamiento de Luis Enrique, Valverde y Setién, es que los directivos eran quienes decidían quiénes jugaban, así como quiénes se iban o quiénes llegaban, el caso más sonado es la llegada innecesaria de Malcom, o el traspaso de Pjanic por Arthur que nadie pidió.
Ahora con Koeman, todo podría cambiar, el holandés ya ha notificado quiénes serán los esenciales, quiénes serán los jugadores que están en “veremos” y cuáles son los jugadores que ya no son indispensables, entre ellos, el uruguayo, Luis Suárez, quien podría ver su salida este mismo verano.
Según información desde Barcelona, el sudamericano ya fue notificado de esto, y a pesar de que Suárez informó que aún siendo banca le gustaría seguir en el equipo, es muy complicada su permanencia, por lo que pinta para ser una de las bajas más fuertes del Barça en este 2020.
Otros jugadores que ya no cuentan con el visto bueno de Koeman son Arturo Vidal, Ivan Rakitic y Samuel Umtiti, los jugadores que bien podrían permanecer o dejar el barco son piezas fuertes como Jordi Alba, Sergio Busquets, Gerard Piqué y hasta Sergi Roberto.
Mientras que Lenglet, Semedo, Ter Stegen, Griezmann, De Jong, Dembélé, Riqui Puig, Ansu Fati y sobre todo Messi, son los jugadores base que Koeman utilizará para esta “revolución” del Barcelona, además de que tienen a Pjanic y Pedri, y se espera que en las próximas semanas se lleven a cabo fichajes “baratos” para complementar la plantilla, pero el más deseado es sin duda Lautaro Martínez.