A los doce años de edad, Cesar René Muñoz Ibarra se convirtió en elemento honorario de la Guardia Nacional en ceremonia solemne y en reconocimiento a su valentía para enfrentar la enfermedad de Escoliosis.
Ante integrantes del VI Batallón, el comisario Leonel Alcaraz Alarcón, coordinador estatal de la Guardia Nacional, dio la bienvenida a Cesar René, en quien reconoció disciplina, entusiasmo y valentía.
El nuevo Guardia Nacional Honorario portó con alegría el uniforme de la corporación federal, para dar inicio a la ceremonia cívica acompañado por su familia y compañeros de su Escuela Primaria, Gabriel Ramos Millán.
Cesar estudia el sexto grado de primaria, pero esta ocasión se levantó para dirigirse a la sede de la corporación federal en la que el Comisario Leonel Alcaraz le recibió con un saludo para ingresarlo a la base, en la que se efectuó la ceremonia cívica de Honores a la Bandera, y posteriormente se le entregó su nombramiento honorario.
Los elementos de la Guardia Nacional apostados en la explanada mostraron el equipo de comunicaciones, de movilidad terrestre, así como las armas y maniobras de entrenamiento para realizar sus labores de vigilancia.
A nombre de la corporación, el coordinador estatal le expresó el honor de haberse integrado a las filas de la institución de seguridad pública, como representante de la Guardia Nacional, con el fin de inculcar los valores que guían a la institución en apego a la disciplina y vocación de servir.
“Hoy queremos invitarte a que sigas esforzándote con ese ímpetu, ganas, y voluntad con la que te conduces, ya que tu mamá y tu papá nos han contado lo disciplinado que eres así como el empeño que pones en aprender”, expresó a Cesar en su bienvenida como Guardia Honorario.