Rubén Torres Cruz
El Heraldo

A pesar de que han comenzado a ser liberadas licitaciones para la ejecución de nuevos proyectos de infraestructura, tanto de parte de los gobiernos Estatal y Municipal, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción prevé que será un año complicado, donde los avances para recuperar lo perdido por la pandemia serán insuficientes para el sector.
Ángel Palacios, presidente de la CMIC en Aguascalientes, precisó que la industria de la construcción ha venido registrando un declive desde los últimos cuatro años. Sin embargo, por el surgimiento de la pandemia en 2020, la situación empeoró, a tal grado que a nivel nacional, tuvieron que desaparecer dos mil empresas del ramo.
El representante del sector aseguró que a nivel local la eventualidad sanitaria impactó en el cierre de al menos 10 empresas afiliadas a la CMIC. Actualmente, la rama de la construcción se encuentra trabajando al 70% de su capacidad. Finalmente, Ángel Palacios exhortó a las autoridades de los tres niveles de Gobierno a no ser olvidados, luego de que son el segundo sector más productivo, sólo por detrás del automotriz, generando el 6% del PIB a nivel nacional y del 8% a nivel estatal.

“Los empresarios de la construcción ya sabemos de estas situaciones que son muy difíciles. En nuestra área han sido históricos estos altibajos. Esperamos salir bien librados aunque difícilmente podremos superar lo de otros años…” Ángel Palacios, CMIC