Originaria de Aguascalientes, Blanca Rivera Rio, integrante de una familia de cinco hermanas, a su corta edad y tras el fallecimiento de su señora madre, estuvo al pendiente de su padre y sus hermanas menores. A los 19 años de edad, contrajo matrimonio con Carlos Lozano de la Torre, con quien procreó tres hijos, al tiempo de combinar las tareas domésticas y el estudio. Forma parte de la primera generación de la Licenciatura en Artes Visuales, estudió también en la Academia de San Carlos, además de contar con un Doctorado.

Reconoció que en su momento al convertirse en primera dama, supo del compromiso social que enfrentaría durante los siguientes seis años, sin embargo, con el apoyo de su esposo el temor se convirtió en motivación para apoyar a las personas más vulnerables. Hoy en día, detalla que el hecho de poder participar en las próximas elecciones se ha convertido en una gran motivación, para continuar haciendo desde otra trinchera lo que más le gusta, el ayudar a los más desprotegidos.

“Siempre he sido una mujer de aspiraciones y con metas en la vida. Siempre he contado con el apoyo de Carlos, de quien me siento orgullosa de todo lo que se logró hacer en Aguascalientes, en el tiempo en el que estuvo al frente dirigiendo a este estado”, externó.