Terrible hallazgo realizó una madre de familia al encontrar a su hijo suspendido en el aire, amarrado con alambre al cuello y el otro extremo a un objeto fijo sin que pudiera hacer nada para evitar la tragedia. Quien escapó por la puerta falsa, víctima de sus problemas con el alcohol, respondía al nombre de Mario, de 56 años de edad.
Minutos antes del medio día de ayer, el C-4 Municipal recibió el reporte de auxilio en el que solicitaban la intervención de paramédicos, toda vez que una persona de sexo masculino había sido encontrada suspendida y no reaccionaba. De esa manera, elementos del Destacamento Morelos se trasladaron a la brevedad posible al domicilio ubicado en la calle Maguey en el fraccionamiento Los Laureles, en donde al llegar una mujer de nombre Amparo, de 75 años de edad quien dijo ser madre del ahora difunto indicó que al buscar a su hijo lo encontró de esa manera. El oficial al aproximarse al sujeto, se percató que lamentablemente ya no contaba con signos vitales, situación que fue confirmada posteriormente por paramédicos. De acuerdo a la afligida madre, su hijo consumía alcohol de manera constante, así como todo tipo de pastillas.
Finalmente, fue solicitada la presencia de personal de la Dirección General de Investigación Pericial, quienes se encargaron del levantamiento del cuerpo el cual fue trasladado al Servicio Médico Forense para practicarle la necropsia de ley.